Historias

Miradas de inclusión

0

A la Escuela Especial Múltiple Abejitas de Santa Rita, ubicada en el departamento Jáchal, asisten 90 alumnos de 4 a 60 años, predomina el adolescente y el adulto. Está dividida en cuatro niveles y la jornada es simple doble turno. En el turno mañana hay siete secciones con una matrícula de 60 chicos y cuatro secciones a la tarde con 30 alumnos. Las secciones se dividen en cuatro niveles: Inicial, que contempla la atención temprana y el Nivel Inicial, Primario que tiene dos ramas, la Escolaridad y Habilidades, a ésta última asisten alumnos con más complicaciones patológicas, y la otra es Adolescentes y Jóvenes que se divide en dos ramas que son Ciclo Básico y el Ciclo Orientado.

En esa escuela los alumnos confeccionan bolsas de residuos para consorcio, lo hacen desde hace diez años. Pueden hacerlo gracias a la donación que hizo Minas Argentinas SA (operadora de la Mina Gualcamayo) de una máquina.

“La trabajan los alumnos y se comercializan las bolsas. A fin de año se les entrega un remanente de dinero y un porcentaje queda para comprar materia prima y por si se rompe la máquina. Todas las propuestas que nosotros acercamos son a nivel inclusivo para que perduren en el tiempo, actividades que son subsidiadas por la empresa”, indica Juanita Cortéz, directora del establecimiento escolar.

Cortéz y el grupo de docentes de la Escuela quieren trabajar en proyectos de inserción laboral. Además de producir bolsas, apuestan a poder hacer conservas, dulces y plantines para que los alumnos reciban un sueldo. “Que puedan ejercer las actividades para las cuales ya fueron capacitados. La empresa minera nos da los frascos y el azúcar. Una vez a la semana vamos a la Escuela Videla Cuello y les dictan clases los profesores del secundario junto a sus alumnos. Ya han adquirido diferentes destrezas”, señala.

Se incluirían alrededor de 20 alumnos en el Proyecto de Inclusión Laboral, que son mayores de 18 años.

“Estamos en la localidad de El Rincón. El terreno que queremos para llevar a cabo el proyecto es el edificio escolar donde antes funcionaba la escuela y ahora funciona la sede de la Universidad. La idea es recuperarlo, está en el centro de Jáchal. Actualmente, producimos acorde a la demanda, son entre 300-400 bolsas por semana que se venden en paquetes de diez”, explica Cortéz.

La intención de la dirección escolar es acondicionar el espacio físico y colocar más maquinaria para alcanzar más producción. “Todos colaboran, incluso los alumnos de Primario que las doblan para poder embolsarlas”, señala.

También te puede interesar

Más en Historias