Noticias

Google dedicó su doodle a la primera ingeniera de la historia

0

Con motivo del 131 aniversario de su nacimiento, Google le dedicó un doodle a Elisa Leonida Zamfirescu quien se interesó por el análisis del agua potable, de diversos minerales, y de materiales como petróleo, gas, carbón y betún sólido.

Zamfirescu nació en Galati –Rumania– en 1887. Trató de inscribirse sin éxito en el Colegio de Puentes y Caminos de Bucarest tras terminar el colegio secundario con calificaciones sobresalientes. Sin embargo, fue rechazada por su condición de mujer y optó por marcharse a Berlín.

En 1909, Elisa Leonida se inscribió en la Universidad Técnica de Charlottenburg. El decano de entonces trató de convencerla para que renunciara a sus ambiciones citando las tres K: Kirche, Kinder, Küche (iglesia, niños y cocina), que definían el perfil y los objetivos que debían cumplir las mujeres de esa época.

Algunos registros indican que es la pionera, pero otros escritos señalan que fue la inglesa Alice Jacqueline Perry la primera en graduarse como ingeniera cuatro años antes, en 1908. El tema sigue en discusión.

La joven, que resultó ser la primera candidata de la historia de la Academia, escribía y hablaba perfectamente el alemán y tenía conocimientos destacables en matemáticas, física y química. Su hermano, Dimitre Leonida, también estudió en la misma universidad, circunstancia que ayudó a que finalmente fuese admitida.

A pesar de ser rechazada por sus compañeros y duramente criticada por sus profesores, Zamfirescu se graduó con honores en 1912 convirtiéndose así en la primera mujer ingeniera del mundo.

Fue directora de los laboratorios del Instituto Geológico de Rumania y, al mismo tiempo, desempeñó labores de profesora de física y química en la Escuela de Niñas “Pitar Moș” y en la Escuela de Electricistas y Mecánica.

Trabajó hasta los 75 años y falleció el 25 de noviembre de 1973 en Bucarest.

La calle donde vivió en la capital rumana pasó a denominarse con su nombre 20 años después de su muerte, en 1993. Pero no es el único reconocimiento a su gran contribución a la ciencia, ya que un premio con su nombre honra cada año desde 1997 a las mujeres con los trabajos más destacados en los campos de la tecnología y la ciencia.

Elisa Leonida fue, sin duda, una de las mujeres que más ha ayudado a cambiar la historia de las propias mujeres facilitando su reconocimiento e inserción laboral en los campos científicos y docentes en condiciones de igualdad con los hombres. Quizá ése fue su mejor legado, por encima de su gran trabajo de laboratorio, académico y de campo.

También te puede interesar

Más en Noticias