Opinión

Orgullosos de las iniciativas de Sarmiento

0

Sarmiento comprendía lo que significaba la explotación de las minas para la riqueza y el porvenir de la Provincia de San Juan. Estaba convencido que para lograr el desarrollo minero era necesario crear las condiciones adecuadas, para lo cual se requería no sólo establecimientos metalúrgicos, bien montados, sino los conocimientos necesarios.

…El poder, la riqueza y la fuerza de una nación dependen de la capacidad industrial, moral e intelectual de los individuos que la componen”

Su estrategia fue actuar simultáneamente en tres aspectos, relacionados entre ellos.

EDUCACIÓN-LEGISLACIÓN-INVERSIÓN

  • Se encargó de la ciencia y tecnología y educación especifica

Para esto, fundó el colegio preparatorio y dentro del mismo el Curso de Mineralogía de dos años de duración. Además, contrató al ingeniero inglés Ignacio Rickard para que explorara y realizara un relevamiento de los yacimientos de la Provincia, quien le aconsejó capacitar hombres para la minería, adquirir conocimientos de mineralogía, química, mecánica e hidráulica, para la explotación de los minerales.

Sarmiento solicitó a Mitre, entonces presidente de la Nación, abrir un curso de Química y Mineralogía quien dictó decretos para la enseñanza secundaria.

…Créase con el título de Colegio Preparatorio, una casa pública de instrucción científica preparatoria de la universitaria”.

Planteando de esta forma otra posibilidad en la enseñanza, la minería, para jóvenes que no pudieran seguir en la universidad.

 Escribe Sarmiento

“No hay un ingeniero que levante un plano, ni un químico sanjuanino que pueda reducir la plata que por millones de valor contienen nuestras minas… Colocados a la falda de los Andes, la Química nos revelará luego la secreta composición de sus metales y la metalurgia la manera de reducirlos. Tendremos que entender en hornos de fundición, en máquinas y laboratorios de amalgamación, y estos conocimientos al alcance de muchos crearían por centenares artífices teórico-prácticos, asegurando el bienestar, acaso la riqueza de sus poseedores”

Para terminar de cumplir su objetivo necesitaba material didáctico y elementos de laboratorio para asegurar la eficacia de la enseñanza.

…“Si entra Ud. en esta idea entonces con lo mismo librado mande a Francia dos mil quinientos pesos para traer un servicio completo de aparatos de química y física.

  • Se encargó de crear la legislación apropiada.
  • En este sentido decretó: La creación de la primera diputación de minas.

El régimen del canon minero. El reglamento de la compañía de minas. El régimen de protección a la actividad minera. Con su acción modificó la antigua legislación minera que se regía por las ordenanzas de México del siglo XVIII.

Se realizó el primer relevamiento topográfico del país, y el  primer  censo nacional minero.

  • Para la atracción de capitales se encargó de:

Fundar la Compañía de Minas de San Juan, cuyo capital se formó, a partir de la emisión de acciones. Esta compañía tuvo como finalidad levantar establecimientos en la provincia para fundir y amalgamar metales como el que funcionó en Hilario, en Calingasta.

Entre las medidas que tomó fueron nombrar a Domingo de Oro diputado de Minas, a F. Ignacio Rickard, miembro de la real Sociedad de Geografía y Geología de Inglaterra, inspector de Minas y a Joaquín Godoy ingeniero de Minas.

Con el objeto de interesar a capitales ingleses para invertir en San Juan y adquirir maquinaria minera, envió a Rickard a Londres a realizar las tratativas necesarias. Ingresaban al país desde el extranjero capitales, máquinas, implementos y nuevos conocimientos traídos por técnicos mineros e ingenieros.

 Hoy siglo XXI podemos sentirnos orgullosos de aquellas iniciativas de Sarmiento del siglo XIX.  Sarmiento hoy sentiría orgullo del desarrollo de la minería en la provincia. Recursos minerales como oro, plata, cobre, plomo etc., se encuentran en todo el territorio provincial, Gualilan Ullúm, Carmen alto en el Tontal, Castaño Nuevo y Casposo en Villa Nueva en Calingasta, Veladero, Pascua Lama en Iglesia, Gualcamayo en Jáchal.

Así, diría Borges: “Sarmiento, el soñador…sigue soñándonos”

 

Por María Rosa Plana, directora del Museo y Biblioteca Casa Natal de Domingo Faustino Sarmiento.

 

0

También te puede interesar

Más en Opinión