País

El empleo en la minería entró en desaceleración

0

En 2018 el crecimiento interanual fue de 87% y este año sería del 2,4%. La mayor cantidad de proyectos vigentes demandan menos personal.

Si bien el empleo minero es uno de los pocos, sino el único, que mostró índices favorables en un contexto de crisis nacional, este año, hay una desaceleración.

Según la Secretaría de Minería provincial, en 2017 se contaron 2.872 empleos directos. Al año siguiente, la cifra se superó ampliamente: 5.369 trabajadores. De esta manera, en un año el empleo minero creció fuerte: un 87 por ciento.

Desde el Gobierno informaron que este año cerrará ese sector con 5.500 empleos, es decir solo un 2,4 más respecto al 2018. Contrastando con el 87 por ciento de incremento 2018, el salto es mucho menor.

Repercusión de la crisis

Con estos índices, uno de los pocos sectores que mostraba cifras positivas en cuanto generación de trabajo se vio impactado.

La actividad minera pone a Salta en un escenario de relevancia internacional. Para este año está proyectada una inversión en exploración de 140 millones de dólares, un 75 por ciento más que en el 2018; además de 200 millones de dólares para proyectos en construcción para producir oro y plata en la puna. Se invertirá también en ampliar la capacidad de producción de boratos.

La exploración superficial lidera los tipos de proyectos vigentes en la provincia, y son los que menos personal demandan. Actualmente, hay 118 proyectos en exploración superficial de litio, cobre, oro y plata, perlita y puzolana, para los que se requieren cerca de diez trabajadores: un geólogo, un técnico de minas o ingeniero en otras especialidades de minería, abogado, y el resto es personal técnico, choferes y en algunos casos se emplean también baquianos si se necesita recorrer la zona.

La exploración avanzada demanda entre 50 y 80 trabajadores. Existen 14 proyectos en esta fase en litio, cobre, oro y plata. Paralelamente, hay más de 50 empresas desarrollando proyectos de inversión; lo que hace un total de unos 180 proyectos mineros entre inversión y exploración superficial y avanzada.

La construcción del proyecto Lindero, al sur de Tolar Grande, contribuyó considerablemente a los índices de empleo de este año. Los datos oficiales indicaron que el pico de mano de obra registrado recientemente en ese proyecto de oro y plata fue de “1.300 personas en el semestre y más de 1.000 personas adicionales en espera para tomar el turno siguiente”.

Actualmente, son los trabajadores agrupados en la Uocra quienes llevan a cabo las tareas de construcción de la infraestructura necesaria para desarrollar los proyectos.

“Estamos trabajando en el proyecto peruano Lindero y en Centenario, empresa francesa, y Sal de Oro, que es un proyecto coreano. Son inversiones muy grandes”, indicó Rubén Aguilar, secretario general de Uocra en Salta.

Aguilar indicó que se trabaja a la par de las comunidades de la Puna para ser puente de acceso al empleo minero. “Tenemos un convenio con la Oficina de Empleo de San Antonio de los Cobres. Nos pasan un registro de desocupados y cuando hay un pedido de personal, chequeamos a través de ellos el padrón para presentarlo”, dijo.

El sindicalista destacó que la oferta laboral de la minería cubre la falta de demanda de la obra pública y privada. “Es un gran alivio para la crisis espantosa que hay en la ciudad”, resaltó.

Una opción

Desde el mismo sector se relevó la gravedad de la situación y se indicó que cerraron 50 constructoras en los últimos tres años. Aunque, contrariamente a la visión positiva de la Uocra, desde la Cámara Salteña de la Construcción se indicó que “en el ámbito privado hay varias obras importantes en marcha, como los emprendimientos mineros que deberían tomar la mano de obra de Salta, pero que ninguna de esas empresas está cumpliendo con esta norma”.

“Apenas contratan el 10 por ciento de empresas y mano de obra local pero trabajan con constructoras de Buenos Aires que están acusadas y comprobadas de casos de corrupción”, denunció Juan Carlos Segura, presidente del organismo.

A raíz de este reclamo, el secretario de Minería, Daniel Blasco, explicó que mantuvieron una reunión con la Cámara Argentina y Salteña de la Construcción y la ministra de Producción y Trabajo. “Las empresas mineras que buscan servicios de construcción no detectaban a muchas empresas de Salta, porque no se presentaron, porque no tienen experiencia en el sector. Algunas fueron visualizadas e invitadas al proceso de licitación, pero no todas. Entonces, ahora las cámaras nos pasaron su banco de datos de socios y nosotros lo compartimos con todas las empresas. Hoy las empresas mineras tienen el padrón de asociados de todas las empresas constructoras de la provincia que están afiliadas a estas Cámaras”, respondió.

Las contrataciones locales se subsanarán con la entrada en vigencia del régimen de promoción minera, que fue reglamentado días atrás. Las empresas que operen en la provincia, “preferentemente deberán contratar obras, bienes, insumos y/o servicios prestados por proveedores locales inscriptos, en un porcentaje no inferior al 70 por ciento del monto total anual contratado con todos sus proveedores”. Los proveedores deberán inscribirse en el Registro Provincial de Proveedores Locales de Empresas Mineras.

Además, el nuevo régimen indica que las empresas mineras y sus subcontratistas “deberán contratar preferentemente trabajadores con domicilio real en los departamentos de actividad minera, y luego a los del resto de la provincia de Salta, en una cantidad no inferior al 60 por ciento de toda su nómina”.

El porcentaje de empleo local actualmente es superior a lo indicado por la ley. Según la Secretaría de Minería, el 75 por ciento de los puestos creados por el sector son ocupados por salteños.

“Eso nos va a permitir tener mayor control y mayor injerencia. Es obligatoria para aquellas empresas que pretendan obtener los beneficios que marca la ley, que es financiar las obras de infraestructura que puedan hacer con futuras regalías”, aseguró Blasco.

Los índices mínimos de proveedores y empleados locales se irán implementando progresivamente del 40 al 70 por ciento a través de la aprobación del estudio de impacto ambiental y social de los proyectos mineros.

Hasta la plena entrada en vigencia de este nuevo régimen, los controles de contratación local se realizaban a través de “recomendaciones” en los permisos ambientales y sociales otorgados en los diferentes emprendimientos mineros.

La mayoría es de Salta capital
Representan casi la mitad de los trabajadores de la minería.

La Secretaría de Minería estima que son alrededor de 5.500 trabajadores empleados.

De dicha cifra se desprende que el 75 por ciento de esos puestos laborales fueron cubiertos por salteños, un 23 por trabajadores de otras provincias y un 2 por ciento provenientes de otros países.

De los salteños que ocuparon esos puestos, el 48 por ciento proviene de Salta capital y el resto se divide en trabajadores de Campo Quijano, Rosario de Lerma, Gral. Güemes, Orán, Metán, Gral. Mosconi, y cerca del 25 por ciento de localidades de la Puna: San Antonio de los Cobres, Olacapato, Santa Rosa de los Pastos Grandes y Tolar Grande.

El 23 por ciento de trabajadores de otras provincias pertenecen a expertos mineros de San Juan, Catamarca, Santa Cruz, Tucumán y Jujuy.

”Existen pequeñas localidades de la Puna donde no hay prácticamente desempleo, ya que sus habitantes en condiciones de trabajar se encuentran ocupadas en actividades vinculadas a la minería y al turismo, básicamente”, resaltó Daniel Blasco, secretario de Minería.

Formación

El funcionario además indicó que en pos de que la minería genere desarrollo en las comunidades locales, en San Antonio de los Cobres “hay un aula móvil dando curso de soldadura y herrería porque es lo que están pidiendo las empresas”.

Fuente: El Tribuno

0

También te puede interesar

Más en País