Noticias

El vandalismo que se convirtió en arte

0

Un muralista calingastino y dos miembros del equipo de artistas del Museo Provincial de Bellas Artes Franklin Rawson plasmaron la cultura calingastina en las paredes del Centro Cultural departamental tras una jornada de dibujo donde participaron 400 estudiantes. Los muros habían sido manchados con pintura meses atrás.

La jornada de dibujo, organizada por el Museo, el Ministerio de Turismo provincial, Proyecto El Pachón y la Municipalidad de Calingasta, está dentro de la Bienal Nacional de Dibujo que impulsa el Museo Provincial de Bellas Artes Franklin Rawson.

Proyecto El Pachón, de la operadora minera Glencore, viene auspiciando desde hace varios años las instituciones culturales de la Provincia de San Juan. Una de ellas es el Museo Franklin Rawson y, este año, puso una condición: llevar dos actividades a la localidad calingastina Barreal. La primera fue la muestra itinerante que se concretó del 17 al 26 abril, y la segunda esta jornada de dibujo similar a la Noche del Dibujo que se hace en la capital sanjuanina, pero en horario de tarde para que pudieran asistir todas las escuelas.

 

“Tuvimos una participación de 400 niños de las escuelas de Barreal con docentes y directivos. La apertura estuvo a cargo de las escuelas Saturnino Araoz, Francisco Javier Muñiz, Juan Pedro Esnaola, Martín Gil, La Capilla (Calingasta) y José Clemente Sarmiento que participaban de un programa del Ministerio de Educación que se llama ’Las escuelas hacen historia’. Fue con una intervención del Cruce Sanmartiniano que, como sabemos, tiene mucho que ver con el Centro Cultural ya que uno de los proyectos es que en una sala funcione un museo del Cruce. Esa misma apertura se había hecho antes la ciudad y lo bueno es que también pudieron disfrutarla las familias calingastinas”, precisa María Eugenia Basualdo, supervisora de Relaciones Comunitarias Proyecto El Pachón.

Cabe recordar que el Centro Cultural sufrió un acto de vandalismo en el mes de junio cuando le arrojaron pintura a las paredes recién pintadas.

“Sobre esas manchas se hicieron murales que tienen que ver con las diferentes cuestiones culturales del departamento. El más grande representa la cultura ancestral de Calingasta y los cóndores y las montañas tienen mucho que ver con la naturaleza local. Uno de los cóndores fue pintado por chicos del Museo Provincial de Bellas Artes y los otros dos los hizo el muralista calingastino Sebastián Araya. De esta manera, la comunidad pudo sacar algo positivo de ese acto de desinterés y poco cuidado por lo público que fue el vandalismo del que fue víctima el Centro Cultural”, señala Basualdo.

En la jornada, ilustradores, dibujantes, profesores de dibujo y diferentes artistas entregaron materiales a los presentes y les enseñaban diferentes técnicas de dibujo.

0

También te puede interesar

Más en Noticias