País

Por la caída de las exportaciones de cobre, cayó la actividad económica de Catamarca

0

La provincia es una de las jurisdicciones con peor balance en el período 2015-2019, ya que no pudo compensar la recesión con el ingreso de divisas, en un contexto de suba del dólar.

De acuerdo al Informe de Coyuntura publicado este mes por IERAL, el Monitor de Provincias, que mide la evolución de la actividad económica en cada jurisdicción, registra variaciones positivas o cercanas a neutras en toda la región pampeana entre el primer semestre de 2015 e igual período de 2019. En el resto del país, Neuquén, Mendoza y Tucumán tienen un comportamiento análogo. En ese marco, entre las provincias con performance más negativa en el período se encuentran Catamarca, Santa Cruz, Chubut y La Rioja.

Para elaborar el informe, se tomaron en cuenta tres indicadores, que representan los impulsos que han tenido las distintas provincias: el impulso privado, el impulso exportador y el impulso fiscal.

¿En qué consiste el primer indicador? Si hay más personas empleadas o mejora el poder de compra de sus salarios, la población comprará más e impulsará la actividad económica, especialmente a través del comercio.

En este sentido, desde IERAL, indican que en los últimos años, “el estancamiento y las diferentes devaluaciones terminaron generando una significativa caída en el poder de compra de la población en todas las provincias argentinas, que explica la abrupta caída en las ventas comerciales, especialmente en aquellas de bienes de consumo postergable, como los autos. Es decir, hablamos de un impulso privado negativo”.

Pero, a su vez, señala que, llamativamente, este fenómeno fue menos acentuado en buena parte de la región pampeana, pero muy marcado en otras provincias, caso de Catamarca (minería) y Tierra del Fuego (promoción industrial).

De esta manera, esos datos se vinculan con otro de los indicadores que toma en cuenta el informe, que es el impulso exportador. En 2016, se redujeron impuestos a la exportación y se quitaron distintos tipos de restricciones, mientras que desde mayo de 2018 el dólar se encareció notoriamente. Estos factores repercutieron positivamente en aquellas provincias con mayor sesgo exportador. Aún vendiendo el mismo monto en dólares, se beneficiaron al percibir un dólar más caro. Pero si en algunos casos, como el de Catamarca, aparecen con un impulso negativo, es señal de una importante disminución en sus exportaciones. En la provincia, básicamente se debió a la etapa final del la explotación de Bajo de la Alumbrera, que en este momento se encuentra paralizada porque se realizan los trabajos para extender la explotación, pero, en lugar de ser a cielo abierto, será subterránea.

En cuanto al impulso fiscal, IERAL señala que “debido a su debilidad financiera, en el periodo de cuatro años, las provincias norteñas tendieron a elevar la recaudación de sus impuestos provinciales y a ser más moderados en su gasto primario. Es decir, fueron contractivos en un periodo recesivo. Su impulso fiscal terminó siendo negativo.

Por último, remarca que existe un cuarto impulso, que es el rol que juegan los principales productos en algunas provincias poco diversificadas. En ese marco, coloca como ejemplo que “el impulso Vaca Muerta ha movilizado Neuquén, que tuvo una mejor performance que otras provincias. En cambio, la menor extracción de cobre afectó seriamente a Catamarca, y algo similar sucedió con Santa Cruz y su petróleo”.

Fuente; La Unión

0

También te puede interesar

Más en País