País

Minería no habrá y el diálogo está en veremos

0

Fueron dos de los compromisos fuertes de Rodolfo Suarez en la campaña. El primero ya resultará imposible cumplirlo. El segundo, se esta intentando llevar adelante con muchas dificultades.

Dos compromisos básicos asumió Rodolfo Suarez durante la campaña de 2019 que lo llevó a la gobernación: por un lado apostar a la minería para diversificar la economía y así generar riqueza y por el otro apostar siempre por el diálogo.

Como es sabido, la primera propuesta no se cumplirá. La segunda se aplica, aunque con dificultades.

El debate por el Presupuesto provincial 2020 llevó al oficialismo a buscar imponer, por la fuerza de los votos, la aprobación en Diputados de la pauta de gastos que el peronismo se niega a respaldar.

A decir verdad, el Gobierno optó por el camino del debate y de la discusión legislativa del proyecto, pero el diálogo se terminó cuando chocó con la cerrazón del PJ a levantar la mano para darle al gobernador el endeudamiento que solicitó tanto para refinanciar la deuda como para a hacer obra pública.

Con su negativa, el peronismo parece intentar darle un mensaje a Alfredo Cornejo más que a Suarez. Pretende que el actual gobernador reconozca, con el pedido de toma de deuda, que el estado financiero de la provincia no es el que Cornejo dice que dejó.

Una dificultad real tuvo el oficialismo para intentar de consensuar el respaldo en Diputados y Senadores. En el PJ se reparten el poder al menos cuatro sectores y , sin liderazgo, se hace muy difícil halla quien tome una decisión unificada dentro de la principal fuerza de oposición.

Lejos de seguir esperando, el gobernador optó forzar un despacho de comisión en Diputados (tiene los votos necesarios para hacerlo) para que la Ley sea tratada en la próxima sesión de la Cámara Baja y tratar de cosechar allí los dos o tres votos que necesita por parte del peronismo para que la iniciativa pase.

El gobierno cree tener un guiño de al menos uno de esos cuatro sectores, el que está representado por los intendentes como Matías Stevanatto, dispuesto a saltar la barrera que intenta poner, como uno de los más duros, el jefe comunal de San Rafael , Emir Félix.

Hay que decir también que las pocas discusiones que se han dado hasta el momento, se produjeron de manera bastante caótica también. Por el lado del PJ ya se explicó por qué. Por el lado del oficialismo porque han sido varios los interlocutores.

Un encuentro que esta tarde de martes está llevando adelante Anabel Fernández Sagasti en Buenos Aires con algunos intendentes opositores, podría llevar a una definición.

La apuesta por el dialogo se dará de manera más contundente en la puja con los gremios estatales por el recorrido que tendrá este año los aumentos salariales dentro del sector público que, todavía, están rodeados de incertidumbre.

Conscientes de la batalla dura que se les avecina, los sindicatos han vuelto a la lucha en común y reeditaron un frente común (encabezados por ATE y el SUTE) para dar de manera unificada la pelea.

Este miércoles el Frente de Unidad Estatal marchará por las calles de Mendoza para exigir la apertura de paritarias y , como coronación de esa marcha, llegará a la Casa de Gobierno. El Ejecutivo anunció en las últimas horas una movida sorpresiva: Víctor Ibañez, el ministro de Gobierno, recibirá a los representantes sindicales al finalizar la marcha para escuchar sus reclamos.

Peo no será más que eso. Ibañez tendrá poco y nada para decir y no podrá dar una fecha cierta para la apertura de las paritarias, precisamente porque Suarez no la tiene. ¿Las dudas? La falta de una ley de Presupuesto. ¿Las certezas?, la imposibilidad de dar, este año, aumentos mensuales atados a la inflación.

Fuente: Mdz

0

También te puede interesar

Más en País