San Juan

La minería: “compromiso social … siempre”

0

Entrevista virtual al Geólogo Alfredo Vitaller Josemaria Resources South America General Manager

El Covid-19 es algo nuevo que ataca mundialmente y que –por supuesto- afectó a la industria en general incluida la minería. Pero en nuestro país la minería entró dentro de las actividades esenciales. ¿Cuáles son los efectos negativos que produjo para la actividad este parate que estamos viviendo y para la empresa específicamente?Alfredo-vitaller18

-Sin duda que la situación generada a partir del COVID 19 es inédita en la historia de la humanidad. Estamos en un contexto de unidad y separación nunca visto, en un stop industrial casi como por el día previo al invento de la máquina de vapor, en una crisis financiera que podremos medir luego que se estabilice todo y recomiencen las inversiones, aún en un relacionamiento de comercio internacional que tampoco podemos evaluar cómo continuará.
En ese marco, la industria minera tiene diversos escenarios críticos, dependiendo el tipo de mineral que se trabaja, o si el proyecto está en exploración, construcción o producción. Hay muy buena voluntad de parte de todos los actores, Gobierno del país y las provincias, las empresas y los trabajadores. Por eso prontamente se incluyó la industria entre las actividades esenciales.
En nuestro caso, nos encontró terminando los objetivos de campaña y nos permitió comenzar a recabar datos y continuar con nuestro Estudio de Factibilidad en Josemaría. De todos modos, en el marco de las consecuencias sanitarias y financieras de la pandemia, la compañía sigue con sus objetivos, aunque debemos analizar la situación una vez superada la pandemis. Esperamos evaluar todo en breve, para precisar nuestros tiempos.

-El cierre del proyecto ocurrido al principio de la cuarentena cómo lo fue vivido por el personal, cómo hicieron para que bajaran todos del proyecto en tan poco tiempo, qué protocolo usaron y qué ayuda del Gobierno provincial tuvieron?
-Como decía, Josemaría terminó su campaña 2019-2020 casi con todos sus objetivos cumplidos, por lo que podremos avanzar muy bien en la factibilidad. Ahora nos encontramos con el programa usual luego de la campaña.
De todos modos, nuestra bajada fue un operativo realizado con mucha eficacia y precisión gracias al profesionalismo y compromiso de cada miembro de la compañía y los permisos del Gobierno y las autoridades de seguridad. Un par de semanas antes del comienzo de la cuarentena, ya comenzamos a trabajar con protocolo de bioseguridad, tanto en el campamento Batidero como en nuestras oficinas. De hecho, yo llegaba de la PDAC en Canadá y entré inmediatamente en cuarentena en mi casa antes de que se comenzara en Argentina.
En San Juan, se organizó una desmovilización de casi 180 personas nuestras y contratistas que bajaron todos en convoy hasta la Ciudad. Cada uno tuvo su control de salud al salir del campamento y al llegar a San Juan, que permitió que llegaran a sus casas sin problema.
Actualmente, estamos preparando junto al Gobierno de San Juan y el Comité de Crisis del Dpto. Felipe Varela (por donde debemos transitar solo un par de horas sin detenernos), la desmovilización de los equipos con nuevos y más estrictos protocolos de salud y seguridad. Esperamos poder concretarlo desde la próxima etapa de la cuarentena.

-Cuando vuelvan a retomar los trabajos en el proyecto, ¿cómo lo harán habida cuenta de los inconvenientes que trajo este virus? ¿Lo vivido sirvió para pensar y llevar acabo cambios en la manera de trabajar?
-En Josemaría seguimos con nuestro plan de inverno, tanto para las guardias ambientales usuales como para realizar los trabajos que hacemos en exploración una vez terminadas las campañas. Son tiempos muy ricos en investigación y estudio de los datos recabados.
Y, obviamente, esta etapa se hará con los protocolos de bioseguridad que estamos presentando a las autoridades, que implican distanciamiento social entre trabajadores, uso de epp de seguridad y salud, controles de salud al personal, lavado de manos y uso del alcohol en gel, etc.
La industria minera, al contrario de lo que se piensa, tiene altas normativas de salud y ambiente. Así como aplicamos indicadores muy estrictos de cuidado ambiental, también lo hacemos con la salud e integridad de cada colaborador. Por eso, los cambios que nos exige el COVID lo integramos dentro de nuestra mentalidad de cuidado de cada persona por encima de cualquier criterio económico o de producción.

-¿Cómo complican y complicarán a la minería en general, a nivel de mercados, las cuarentenas vividas?
-Las complicaciones se están observando tanto en la comercialización como en el mundo de los inversores. Así como se observa un aumento del precio del oro se observan oscilaciones de otros minerales, según las demandas.
Obviamente la industria vive la misma crisis del mundo; es una de las características de la globalización real y total que nos ha traído la pandemia. Pero las complicaciones inmediatas se podrán medir con mayor precisión a partir del segundo trimestre y bien el segundo semestre de este año. En esos momentos se podrán evaluar mejor los impactos y, sobre todo, los tiempos posteriores de recuperación de la industria minera en particular y las demás industrias en general.

-¿Pueden demorar o parar nuevas inversiones para la minería de nuestro país?
-Como te decía anteriormente, todos los proyectos fueron afectados. Porque aún los que producen oro, tienen una gran disminución de producción, con afectación a toda su red de proveedores, y las redes de consumo que se activan con su dinámica económica.
Las inversiones en proyectos de exploración, construcción o producción tendrán su evaluación en este trimestre para precisar sus montos y tiempos. Seguramente se verá en la segunda mitad del año.
De todos modos, la industria minera en Argentina ya ha demostrado el crecimiento de su excelencia y calidad ambiental y técnica, ha demostrado su inmenso compromiso social en las urgencias sanitarias de estos meses (así como lo hace siempre con sus proyectos de inversión social y desarrollo de proveedores locales) y ha demostrado su agilidad para adecuarse a las dificultades trabajando en diálogo con los gobiernos. Por eso, en este Día de la Minería 2020, creo que podremos seguir con la esperanza de construir los mejores escenarios para que los inversores sigan creyendo en que San Juan y el país pueden dar seguridad jurídica y ambiental para una minería al servicio del bien común.

Fuente: El Pregón Minero

0

También te puede interesar

Más en San Juan