Noticias

El segundo hogar que quedará irreconocible

0

Se trata de la Unión Vecinal Domingo Faustino Sarmiento que tiene casi mil familias barrealinas asociadas, en el departamento Calingasta. “Trabajamos mirando al futuro”, es el nombre del proyecto ganador de medio millón de pesos que permitirá dar seguridad a la instalación gracias al cierre perimetral y podrá tener el deporte dentro de sus actividades. El concurso lo hizo la empresa operadora del Proyecto El Pachón.

La presidenta de la entidad, Viviana González, define lo que significa la Unión Vecinal para la comunidad: “Es el segundo hogar”. Estuvo acéfala durante trece años y para normalizarla se armó un Triunvirato en el 2018 que inició todos los trámites para conseguir el año pasado la personería jurídica.

“Hicimos una asamblea general ordinaria con los vecinos y se eligió la Comisión que yo presido. Comenzar de nuevo fue durísimo porque el primer trabajo que tuvimos que hacer fue investigar y saber en qué estado estaba. Nos pusimos al día con la parte administrativa y ordenamos los balances. La Unión Vecinal estaba en un estado deplorable, así que recuperamos un dinero que había y pudimos pintar, arreglar techos, volver a poner los sanitarios en funcionamiento y hacer todo el sistema eléctrico nuevo porque también estaba destruido”, explica la presidenta de la Unión Vecinal que está ubicada en pleno centro de Barreal, al lado del correo.

Viviana González vive desde hace 17 años en Calingasta, tras descubrir que era su lugar en el mundo. “Yo trabajaba en San Juan, era gerente de una multinacional. Vine a Barreal un fin de semana, hace 25 años, y me enamoró. Desde ese momento, puse como objetivo que alguna vez me iba a mudar y lo hice después de vender todo lo que tenía allá. Todo lo que pueda hacer por este lugar, aportando mi granito de arena para los barrealinos y calingastinos, lo voy a hacer”, precisa.

Con este ímpetu de trabajar para la comunidad, es que la Comisión de la Unión Vecinal participó del Programa de Fondos Concursables “Que tu proyecto cobre vida”, que otorga financiamiento a proyectos de desarrollo comunitario para instituciones intermedias procedentes de Calingasta y que reflotó la empresa Glencore Pachón. Quedó en el puesto número cuatro de la lista de ganadores de la edición 2020.

El destino del dinero

El predio de la Unión Vecinal tiene casi 3.000 m2 y el proyecto presentado para conseguir los fondos (la institución aporta el 30% del total del emprendimiento en especies o servicios) es para poner en valor la parte exterior. Este Programa cuenta con el apoyo y la participación de la Municipalidad de Calingasta.

“Nuestro sueño es que ahí se pueda practicar deportes, hacer gimnasia, eventos, y que desde los niños hasta los ancianos puedan asistir. En primera instancia vamos a hacer el cerramiento y creemos que antes de fin de año puede estar listo. Estamos trabajando con la Secretaría de Deportes de la provincia para lograr hacer una cancha multifunción. También queremos hacer un quincho y unos sanitarios afuera”.

El año pasado, en la Unión Vecinal había talleres de peluquería, danzas clásicas, y uno de teatro para adolescentes y niños que se pudo concretar con la ayuda económica de la misma empresa minera.

“Ahora pensamos tener escuela para hockey, básquet y fútbol. Queremos que realmente sea un lugar de contención para los jóvenes, para sacarlos de la calle, del alcohol y de la problemática social que hay en todos lados y en estos pueblos también”, comenta Viviana González.

 

0

Minera entregó los materiales para renovar el acueducto de la zona norte de Jáchal

Entrada anterior

El gobernador Uñac se reunió con directivos de cámaras productivas

Siguiente entrada