Noticias

Exploración minera: inversión en comunidades desde el minuto cero

0

Con el recambio que tuvo el directorio del Instituto Provincial de Exploraciones y Explotaciones Mineras (IPEEM), llegó un nuevo ítem a las guías que las empresas exploradoras deben cumplir cuando el organismo les adjudica un área: Relaciones Comunitarias. Están obligadas a detallar qué harán y cuánto dinero destinarán en los años que dure el contrato.

Ese no es el único cambio que se ha gestado en el seno del Instituto estatal desde que asumió la presidencia Eduardo Machuca, y también se renovó el resto del directorio que fue comandado durante casi tres décadas por Ismael Azcurra.

“Ordené la forma en que las empresas me tienen que presentar todos los informes, antes se presentaban como quería cada empresa. Yo puse un orden para que sea más fácil para las empresas presentarlos y mucho más ágil para nosotros revisar y corregir lo que están haciendo, y llevar un control para que cumplan las tareas que prometieron. Aclaro que nosotros no sobreponemos nuestra actividad sobre lo que hace el Ministerio de Minería de San Juan, porque la Secretaría Técnica es la responsable de entregar la propiedad minera a las distintas empresas que tienen la concesión, ya sea un cateo, una manifestación, etc. Ellos verifican que sea cierta la inversión de capital que presentan”, comentó Eduardo Machuca en el programa radial “Creación Renovable” que se emite los sábados por la CNN Radio San Juan.

El IPEEM es autárquico y se autofinancia a través de las áreas mineras que ofrece a terceros mediante licitación. La empresa que manifiesta interés debe ofrecer un plan de exploración por cinco años (cuánto presupuesto va a invertir y qué hará cada año) para tratar que esa área se transforme en un yacimiento. Veladero fue una de las áreas que se exploró y se transformó en una mina. Si la empresa no cumple, año tras año, tiene la obligación de devolver el área al IPEEM con toda la información que generó.

“Hacemos que la empresa cumpla con el programa de exploración que presentó. Y en el caso de Veladero controlamos los bullions y sus leyes para ver que la facturación que nos presentan, y la declaración jurada de toda la producción, y los pasos del proceso, sea la correcta. Así determinamos que lo que pagan al IPEEM es lo que corresponde”, comentó el titular del Instituto.

La novedad incorporada a las guías, que se entregan a las empresas cuando solicitan información de qué deben presentar, además de la oferta económica, los metros de sondaje, qué tipo de método geofísico usará, etc., es el ítem Relaciones Comunitarias. “Nos tiene que decir que harán el primer año, el segundo, y años sucesivos. Le tienen que dedicar dinero a eso porque ya sabemos que el primer día de exploración tenemos que ser buenos amigos con las comunidades, un vecino más. El secreto es tener comunicación con la comunidad, a veces no se puede satisfacer todas las necesidades que tiene, pero, por lo menos, hay que escucharlos y ver qué es lo más importante y en qué se lo puede ayudar”, precisó.

50.000 HECTÁREAS Y UNA LICITACIÓN

Si bien Machuca no pudo precisar con exactitud la cantidad de hectáreas que tiene el IPEEM, contabilizando todas las áreas mineras, estima que son unas 50 mil “porque tampoco podemos acaparar. Tenemos un límite de 100.000 hectáreas como lo dice el Código de Minería. ¿Cómo funciona un poco esto? Las áreas que quedan libres pasan al IPEEM y el Instituto tiene 180 días para revisarlas si es que las quiere, sino vuelven a Minería y las puede pedir cualquiera. Tratamos de quedarnos con las mejores áreas desde el punto de vista prospectivo, y si tenemos algunas en el portfolio, pero las nuevas son mejores, las devolvemos para estar dentro de las hectáreas que nos corresponden”, explicó el funcionario.

En total, actualmente el organismo tiene unas veinte áreas mineras y la intención es licitar en el mes de abril porque “hay inversores interesados por casi la mayoría. La idea es que las empresas tengan todos los antecedentes para largar más o menos en abril, porque hay todo un proceso que cumplir que puede durar alrededor de cinco meses para que estén las áreas en condiciones de ser dadas a las empresas y se preparen para la campaña de verano”, precisó Machuca.

TRANSPARENTAR LOS FONDOS

Conocer los fondos que tiene el IPEEM no ha sido transparentado por décadas, tampoco el destino específico de éstos. Según Eduardo Machuca, “cuando quieran pueden ir y ver, esto es bastante sencillo. Nuestra principal actividad es promover la actividad minera y una de las formas es poniendo en valor todas estas áreas de exploración  porque la exploración genera recursos para la provincia. Hemos estado en contacto con algunos de los municipios mineros, como el caso de Calingasta, para ayudarlos en huellas mineras. Y estoy trabajando en un programa con el Ministerio de Minería provincial adelantando algunos fondos. Por ejemplo, hemos usado fondos del IPEEM para ir avanzando en las distintas etapas de la Ley Provincial de Glaciares que lo está haciendo la Universidad”, concluyó.

Manifiesto sobre proyectos de legislación de presupuestos mínimos para uso racional y sostenible de “humedales” en Argentina

Entrada anterior

Hensel afirmó que la minería es uno de los sectores generadores de saldos positivos de divisas

Siguiente entrada

Comentarios

Los comentarios están cerrados.