País

Luz verde para ceder a CAMYEN la propiedad de Minas Capillitas

0

Legisladores nacionales de Catamarca lo pidieron por ley el año pasado. Aseguran que Ministerio de Defensa aceptaría.

El Gobierno nacional tiene la predisposición de cederle a Catamarca la titularidad del yacimiento Minas Capillitas, en Andalgalá, que quedaría en manos de la empresa minera estatal CAMYEN. Así lo expresó ayer el ministro de Minería de la Nación, Alberto Hensel, que participó de una reunión de comisión en el Senado. Los legisladores nacionales catamarqueños habían presentado un proyecto de ley al respecto el año pasado, luego de casi perder la concesión del lugar.

El anuncio lo hizo el propio Hensel durante la videoconferencia con los senadores de la Comisión de Minería, Energía y Combustibles, en la que confirmó que su cartera intervino en el trámite de pedido de transferencia de Minas Capillitas a CAMYEN. Se trata de una iniciativa fue impulsada en conjunto por los senadores justicialistas Inés Blas y Dalmacio Mera mediante un proyecto de ley, y otro pedido de informes de Blas, ambos presentados el año pasado.

“Recibí el pedido de transferencia del complejo de Minas Capillitas a Catamarca. Hice la gestión pertinente ante el ministro de Defensa, quien manifestó su predisposición para que se transfiera ese yacimiento, que es el de la piedra nacional rodocrosita. Solo quedan por resolver algunas cuestiones pero el ministro (Agustín) Rossi ha manifestado su predisposición para que se haga efectiva”, remarcó Hensel.

Por su parte, la senadora Blas manifestó que “actualmente la titularidad de dicha propiedad se encuentra en manos de Fabricaciones Militares Sociedad del Estado, la cual hace décadas que no realiza actividades concernientes a la minería como son la exploración y/o la explotación, sino que subconcesiona con cargo la misma para que otro realice dichas tareas”.

“Los orígenes de la concesión de la propiedad minera de Minas Capillitas se remontan a 1943, cuando el presidente Ramón S. Castillo la otorgó a la Dirección de Fabricaciones Militares, que en su ley de creación nº12.709 manifiesta que está facultada a ‘realizar de acuerdo con las disposiciones del Código de Minería, exploraciones y explotaciones tendientes a la obtención de: cobre, hierro, manganeso, wolfram, aluminio, berilio y demás materias necesarias para la fabricación de materiales de guerra’. Sin dicha autorización jamás podría haber obtenido la concesión, y el Estado no puede explotar ni disponer de las minas sino en los casos expresados en la ley”, explicó Blas.

La senadora agregó que en 2020 “el escenario es absolutamente diferente, con un Estado que no se encuentra en necesidad de guerra que justifique que Fabricaciones Militares siga manteniendo la titularidad de la concesión y que fácticamente la subconcesione a CAMYEN”. “Catamarca hace muchos años que viene trabajando en la exploración y en la explotación minera a través de la empresa CAMYEN, razones que justifican largamente este pedido”, remarcó.

En la Asamblea Legislativa del año pasado, la exgobernadora Lucía Corpacci se refirió a Minas Capillitas como “una colonia de Nación” y adelantó que pediría a los legisladores nacionales que presenten en conjunto un proyecto para que CAMYEN se haga cargo de Minas Capillitas. Tiempo después, la senadora Blas presentó un pedido de informes a la Nación sobre la titularidad del yacimiento; y luego, en conjunto con Mera, presentaron un proyecto de ley para que Nación transfiera a título gratuito la titularidad de la concesión a la empresa provincial. Este proyecto fue respaldado a nivel local con una declaración de la Legislatura provincial que expresó su beneplácito por el proyecto de ley presentado.

Conflicto

En septiembre de 2015, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, junto con el Gobierno de la Provincia y el exministro de Minería Jorge Mayoral firmaron una adenda del contrato que extendía por 10 años la concesión a CAMYEN.

Sin embargo, a fines de marzo de 2017, en la gestión Cambiemos, Fabricaciones Militares resolvió dar por terminada la concesión del complejo de Minas Capillitas a CAMYEN y decidió retomar el control al asegurar que la adenda no tenía validez. Denuncia penal de por medio, en mayo de ese año se resolvió que CAMYEN continuaría con la explotación del yacimiento hasta que se expida la Justicia.

Fuente: El Ancasti

0

La Mesa Nacional minera pone primera en noviembre

Entrada anterior

“Hoy el movimiento económico está en la Puna y la minería es el motor”

Siguiente entrada