País

Antiguas explotaciones mineras: mina Don Otto

0

Los secretos que albergan los sedimentos que constituyen las formaciones del Grupo Salta muchas veces escapan a la mirada paisajística tradicional de quien tan solo observa, por ejemplo, el emblemático cerro de Siete Colores en Jujuy. Al hablar de la evolución geológica del NOA la información que brinda este depósito de rocas sedimentarias es tan basta que nos lleva por diversos caminos, paleoambientales, paleontológicos y, como no podía ser la excepción, el minero, entre otros.

Partiendo desde Salta capital con dirección sudoeste, tras recorrer unos 150 kilómetros llegamos hasta el exdistrito minero uranífero de ToncoAmblayo, en el departamento San Carlos. En este sector de la superficie terrestre la geodinámica se encargó de formar uno de los depósitos de minerales radiactivos típicos, reconocidos mundialmente como asociación arenisca-uraniovanadio-cobre, pertenecientes a los yacimientos de tipo estratos ligados.

La mina Don Otto se ubica en el valle del río Tonco y geológicamente está constituida por diferentes formaciones del Grupo Salta, siendo la de mayor interés, por ser portadora de la mineralización la formación Yacoraite; está integrada por areniscas, pelitas y calizas.

La mineralización de uranio es diversa. Se encuentran carbonatos, vanadatos, fosfatos, silicatos y óxidos, como por ejemplo la uraninita UO2 y UO3 y su variedad masiva, la pechblenda, por citar las menas más comunes de uranio. La exploración y explotación estuvo a cargo de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) entre 1961 y 1982, casi sin interrupciones. Es importante mencionar que, al tratarse de un exdistrito, existían varios yacimientos, entre los que citan, por importancia, Los Berthos, Martín Miguel de Güemes, Pedro Nicolás y Pepe Luis, entre otros.

En la actualidad los grupos y asociaciones ambientalistas han logrado que sea inviable pensar en reactivar dichos yacimientos y, por ende, nuevamente en una Argentina con diversificación en soberanía energética. Asimismo, es prudente mencionar que estudios recientes por parte de la CNEA han demostrado que las anomalías geoquímicas presentes de uranio en agua y sedimentos localizadas en la quebrada Sunchales y en el río Tonco no tienen vinculación con la actividad antrópica de la minería del uranio desarrollada aguas arriba en la mina Don Otto. (Fuente: Gorustovich, et. al. Revista de la AGA 2013 y otros).

Fuente: El Tribuno

CMSJ

Comments

Comments are closed.

You may also like

More in País