Noticias

Cuatro toneladas de solidaridad

0

Una camionada de tapitas equivalente a un poco más de 4.000 kilos es lo que donó recientemente Mina Veladero a la Casa Sahni, cantidad similar a la que recicla y destina anualmente a la entidad.

Fue el mes pasado, a pocos días de conmemorarse el Día Mundial del Reciclaje, cuando se concretó la donación para la Casa Sahni (Sociedad Amigos del Hospital de Niños). Esto se hizo en el marco del proyecto de reciclado que lleva adelante la institución sanjuanina hace muchos años, buscando concientizar a la sociedad sobre el cuidado del medio ambiente y a su vez generar un ingreso que permita acompañar las actividades cotidianas que desarrollan.

Sebastián Munizaga, técnico Medioambiente de Mina Veladero (operada por Barrick Gold y su socia Shandong Gold), comenta que siempre están implementando acciones que ayuden a reducir la cantidad de residuos, con colocación de más dispenser, entrega de botellas reutilizables, etc.

“Pero también trabajamos en paralelo con la campaña de recolección de tapitas, pidiendo a los trabajadores que hagan una correcta disposición de la botella y la tapita en los contenedores que están distribuidos en todos los sectores. Es algo que lleva muy poco tiempo y luego genera un aporte muy importante para una institución como Sahni que ayuda a muchos niños con algún problema de salud que son de departamentos alejados”, señala Munizaga.

En Casa Sahni se recibe y hospeda a chicos, y a su madre, que encaran tratamientos ambulatorios y prequirúrgicos en el Hospital Dr. Guillermo Rawson. La organización promueve la donación de tapitas plásticas, papel y envases PET aplastados que son destinados para reciclaje. Con los fondos obtenidos de la venta de estos elementos se cubren los gastos de mantenimiento de la Casa.

“Todos los meses recibimos donación de diferentes instituciones y nunca tenemos una cantidad fija. Pero cargas grandes como las de Mina Veladero es la única que nos llega. La venta de estas tapitas se hizo directamente porque la cantidad era mucha. Es decir, fueron a parar al depósito de quien nos compra y nos transfirió el dinero”, señala Alejandra Toro, secretaria de Casa Sahni.

Es la única empresa minera que destina tapitas a la organización civil y “nos gustaría que pudiera sumarse alguna más, incluso aquellas las empresas que consumen agua envasada en la Cordillera en la etapa de exploración. Es que todo nos suma”, concluye.

0

También te puede interesar

Más en Noticias