ComunidadesPaís

El renacimiento de las nativas

0
Cierre parcial de Mina Bajo de la Alumbrera revegetación

La mina Bajo de la Alumbrera está en su etapa de cierre parcial y este año se revegetarán con siembra directa seis hectáreas del botadero Bajo El Durazno, de un total de 250 que cubrirá la revegetación masiva que comenzará en 2022 demandando 600 mil plantas de ocho especies nativas. A los tres viveros actuales, se les sumará uno más y la inversión total para rehabilitar las dos escombreras rondará los $100 millones.

Gabriel López Vásquez, superintendente de Medio Ambiente y Cierre de Mina de Minera Alumbrera.

Bajo de la Alumbrera inició su producción en el ‘97 y terminó su operación productiva en agosto del 2018. Hoy, en etapa de cierre parcial, se están revegetando las escombreras con flora autóctona. ¿Por qué cierre parcial? Porque el Proyecto MARA, integrado entre Minera Agua Rica y Minera Alumbrera, usará parte de la infraestructura para procesar el mineral en las instalaciones del emprendimiento ubicado en la Provincia de Catamarca. De esta manera, se disminuye la huella ambiental haciendo menos intervención en el ambiente para el tratamiento de los minerales.

“Estamos trabajando en el cierre parcial, en la infraestructura que no se usará en el Proyecto Integrado que, en este caso, son los botaderos. Para este sistema se hará encapsulamiento,  la cobertura de los botaderos. O sea, estos materiales que salieron de las entrañas de la tierra al exponerse al medio ambiente es muy probable que sufran una oxidación, una alteración. Entonces los encapsulamos poniéndolos fuera del alcance de la intemperie y, posteriormente, esta capa de cobertura será revegetada”, comentó Gabriel López Vásquez, superintendente de Medio Ambiente y Cierre de Mina de Minera Alumbrera, en el programa radial “Creación Renovable” que se emite los sábados por la CNN Radio San Juan.

Cierre parcial de Mina Bajo de la Alumbrera revegetación

Alumbrera extrajo mineral de dos yacimientos, Bajo La Alumbrera y Bajo El Durazno. Los botaderos de Bajo de la Alumbrera son aproximadamente 200 hectáreas y los de Bajo El Durazno tienen 50 hectáreas más. “En este momento estamos en el proceso de cobertura que nos va a llevar hasta el año 2025 y, paralelamente, vamos haciendo la revegetación de aquellos lugares que ya fueron cubiertos”, dijo López Vásquez.

Cubrir los botaderos con vegetación tiene varios propósitos, pero el principal es ayudar a que el agua que se acumule por las lluvias sobre este material de cobertura se evapore más rápidamente y las plantas apoyarán con la evapotranspiración. Además, se fijaría esa cobertura, es decir, le dará mayor resistencia a la erosión hídrica incluyendo este paisaje en lo que es el ambiente natural.

Durante la operación de Alumbrera, se cubrieron los botaderos con el material de encapsulamiento y se revegetaron unas 9 hectáreas. Esto sucedió en el 2009 y sirvió para comprobar que funcionaba bien.

“Estamos trabajando en un diseño de revegetación de 2×2, o sea una plantita cada dos metros. Esto nos lleva a una cantidad bastante grande por hectárea, aproximadamente 2100 plantitas y para llenar todos los botaderos estamos en el orden de las 600.000 plantas. Este año estamos en un proceso de producción de plantines y empezando con 6 hectáreas en el botadero de Bajo El Durazno. En el 2022 comenzaremos con lo que denominamos revegetación masiva e iremos trabajando aproximadamente entre 80 y 100 hectáreas por año. Este proyecto se inició a mediados del 2020, llevamos producidas unas 70.000 plantitas y la meta de este año son 100.000. No podemos producir todas porque se hacen en invernaderos para que se adecue a lo que será su ambiente natural. Además, no pueden estar más de dos años en los invernaderos y por eso vamos produciendo en forma progresiva. La siembra directa no funcionó porque los botaderos son materiales rocosos, no es un material apto para revegetar y una desventaja de esta siembra es que se requiere mucha más cantidad de semillas porque hay un porcentaje muy bajo que florece”, detalló el ejecutivo.

8 NATIVAS

El responsable de Medio Ambiente y Cierre de Mina dijo que desde el año 2003 están trabajando con las diferentes especies nativas y llegaron a la conclusión de que solamente ocho tienen buen resultado. “Lo que se hizo fue colectar estas semillas y se acopiaron en un banco de germoplasma que tenemos. En este momento ya tenemos todas las semillas disponibles necesarias para realizar la revegetación de lo que son los botaderos. Se cultivan en la época del inicio de lluvias, así se aprovecha esa agua y luego necesita entre uno y dos riesgos adicionales cada dos meses”, señaló.

Según López Vásquez, los costos del proyecto de revegetación forman parte del presupuesto total del cierre de mina y “para este año es de 10 millones de pesos. Cuando empecemos la rehabilitación masiva estaremos en el orden de los 80-100 millones de pesos”, concluyó.

 

CMSJ

Comments

Comments are closed.

You may also like

More in Comunidades