Noticias

“La ciencia y la tecnología debieran articularse con la minería”

0

El secretario de Ciencia y Tecnología de la provincia, Tulio del Bono, considera que la industria minera tiene que ser un sector prioritario en la agenda científica tecnológica local. Dice que un problema grave es que “la tecnología va por el ascensor y la educación por la escalera” y eso impacta en los recursos humanos. Con el dinero de las regalías mineras planea desarrollar programas de investigación. Apela a que el Plan Estratégico Minero nacional apunte a darle mayor valor agregado a la minería.

El funcionario de la SECYT señaló que “el avance del mundo moderno necesita que tengamos rápido acceso a muchos minerales que están desconocidos o minerales cuya existencia es exigua. Argentina tiene un cuello de botella en lo que es el acceso a dólares, el país tiene una escasez de dólares que le impide acceder a muchos productos del exterior. Cómo se obtienen esos dólares, en el corto plazo la única manera es a través de la producción de Vaca Muerta o de la producción agrícola ganadera. Pero también, y fundamentalmente, la minería sería un importante productor y generador de divisas porque prácticamente todo lo que el país produce en minería se exporta”. Tulio del Bono participó en una edición del programa Creación Renovable que se emite por la CNN Radio.

“Hay muchas razones por las cuales la minería tiene que ser una actividad de privilegio y por las cuales la ciencia y la tecnología debieran articularse con la minería para poder hacer que esta minería sea más sostenible desde el punto de vista ecológico, más sustentable desde lo económico y más redituable para la sociedad en su conjunto. El problema es que la gran minería, o las grandes empresas mineras, normalmente vienen con mucha de su tecnología de base, la traen de sus casas centrales entonces no se recurre a la ciencia y a la tecnología argentina. Es cierto también que La ciencia y la tecnología argentina tampoco esté en condiciones de dar respuesta inmediata a muchos de los problemas que la gran minería necesita”, precisó Del Bono.

LA MANO DE OBRA CAPACITADA

Según el titular de Ciencia y Tecnología de la provincia, “hay un problema más grave que son los recursos humanos. La gran minería puede venir con parte de su tecnología traída de sus países centrales, pero lo que no puede hacer es traer todos los ingenieros y todos los técnicos porque le resultaría de un costo imposible. Entonces ese recurso humano es fundamental que se provea en el país. La tecnología avanza tan rápidamente que, si la educación no le gana la carrera a la tecnología, la tecnología terminará produciendo desocupación. La tecnología va por el ascensor y la educación va por la escalera. La educación tiene una inercia muy grande al cambio y alguna solución habrá que buscar”.

USO DE LAS REGALÍAS

Con la modificación del reparto de las regalías mineras, al Ministerio de Minería de la provincia le corresponde el 12%, y de ese monto el 10% se destinará a la SECYT. Tulio del Bono señaló que “está en línea con la necesidad que vemos de que el conocimiento se ponga al servicio de una actividad minera sustentable, sostenible, rentable y de bienestar para todos. Esto es un logro muy importante que pone en valor al conocimiento, pero que además lo desafía”.

El destino que le darán a esos fondos apuntará a dos ítems. “El desarrollo de algunos programas de investigación que tenemos que acordar junto con el sector minero para ver cuáles son los temas más urticantes, más complejos, que requieren de una investigación a fondo. La segunda cuestión es formar recursos humanos. Esto es fundamental y posiblemente hay que pensar seriamente en fortalecer los terciarios”, detalló.

PLAN ESTRATÉGICO MINERO NACIONAL

Todo lo mencionado es, según Tulio del Bono, lo que debe estar contemplado en “un verdadero” Plan Estratégico para el Desarrollo Minero nacional y “debería tener otra cuestión que para mí es casi una obsesión. Tenemos que tratar que el mineral de Argentina salga con el mayor valor agregado posible. Hay etapas de la refinación que posiblemente se podrían hacer acá disponiendo de las tecnologías apropiadas y habría que ver si estamos en condiciones económicas de hacerlo. Muchas veces, eso no se hace porque las refinerías requieren un volumen muy alto de explotación para que justifique la inversión y este volumen no se logra en Argentina. Pero a lo mejor se podría desarrollar tecnología de refinación que pueda ser económicamente rentable para volúmenes más pequeños”, comentó.

EL CONICET

En reiteradas oportunidades, científicos o investigadores del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) se han pronunciado en contra de la industria minera. Según Tulio del Bono “esto excede el campo científico y entra en el terreno de la política y de la ideología. La actividad científica se basa en la evidencia, cuando uno tiene evidencias tiene que presentarlas sino es ‘me parece’ y cuando entra en el terreno del ‘me parece’, ‘yo creo’, ‘yo pienso’, ‘yo supongo’, dejó de ser ciencia y pasó a ser pensamiento personal que puedo involucrarlo dentro del dogma religioso, político o ideológico, pero no dentro de la ciencia. He visto investigadoras que decían ‘soy investigadora del CONICET’ como si eso ya te pusiera un escaloncito más abajo de Dios con el derecho a decir lo que quieras que los demás te tienen creer”, concluyó el ex miembro del Directorio del Consejo.

 

 

CMSJ

Comments

Comments are closed.

You may also like

More in Noticias