Noticias

La gestión del agua, ante todo

0

El agua que usará Josemaría para abastecer la planta durante los 19 años de vida útil será subterránea, no superficial, es decir no provendrá de ningún río o arroyo. Se extraerá de dos campos de pozos y el depósito de colas jugará un rol clave porque será el gran reservorio para recircular agua todo el tiempo. No afectará glaciares. Para no impactar un glaciar de escombro que aporta anualmente agua equivalente a una lata de cerveza, se cambió de lugar la escombrera.

Los monitoreos, controles y seguimientos son parte del credo de Josemaría en lo que se puede definir como el ABC ambiental de este emprendimiento cuprífero que inaugurará la era del cobre en la provincia. Fernando Cola, superintendente de Ambiente del Proyecto, explicó cómo será la gestión del agua, confirmó que no hay glaciares en la zona de operación y que durante la campaña de exploración que se viene (que será récord por la cantidad de metros a perforar) seguirán estudiando los cuerpos de hielo. Claramente el aspecto ambiental en su conjunto es prioridad para este proyecto que hoy tiene su Informe de Impacto Ambiental en evaluación ante quince organismos.

Cola dialogó con la prensa en el encuentro mensual “Historias Compartidas” que organiza la Cámara Minera de San Juan y también estuvo en los micrófonos del programa radial “Creación Renovable” que se emite los sábados por la CNN Radio San Juan.

AGUA

Las zonas identificadas con potencialidad para suministrar el volumen de agua que requerirá Josemaría fueron exhaustivamente estudiadas. “Vamos a gestionar el agua de manera consiente y sustentable, para no generar lo que se llama el vaciado o el secamiento de los acuíferos. Hicimos los análisis de detalle para poder calcular la suficiente cantidad de agua que tenemos”, dijo Cola.

Se trata de dos microcuencas, dentro de la cuenca madre que se llama Cuenca del Rio Jáchal e involucra las nacientes del Rio Blanco, es decir su cuenca superior; la microcuenca del Arroyo Pircas de los Bueyes y la del Río del Macho Muerto. “En estas dos, que son Pircas de los Bueyes y Macho Muerto, vamos a posicionar los dos campos de pozos, de aproximadamente seis cada uno. No haremos extracción de agua superficial de ninguno de los ríos o arroyos y así se blinda el Proyecto Josemaría aguas abajo. Al ser microcuencas que no tienen una conexión entre sí con las cuencas de abajo, no habría afectación alguna en el sistema productivo de la comunidad de Jáchal. Inicialmente se construiría el campo de pozos A ubicado en Pircas de los Bueyes para la etapa de construcción, se sacará agua almacenándola para el primer año y así cuando empieza el proceso tenemos suficiente reserva. Estamos hablando de un uso de agua alrededor de 515 a 550 l/s de promedio”, detalló el ingeniero en Recursos Naturales Renovables.

La gestión de agua que planea desarrollar Josemaría supone bastante reutilización y recirculación. “El dique de colas juega un papel muy importante porque será como el gran reservorio de agua para recircular todo el tiempo y enviar nuevamente agua al proceso. A la salida del proceso, esta especie de roca a la que se le extrajeron los minerales (cobre, oro, y plata) va a parar al depósito de colas y, antes de eso, hay mucho secuestro de agua con lo cual inmediatamente, al finalizar ese proceso, ya tenemos muy buena reutilización. Luego, en el depósito de colas, con una separación física de sólidos y líquidos, recuperaríamos más agua para el proceso. Esperamos que haya alrededor de un 80 a 85 por ciento de reutilización de agua”, precisó Cola.

Josemaría usaría menos del 1% del consumo total de agua que tiene la Provincia de San Juan.

GLACIARES

El superintendente de Ambiente que ocupa ese cargo desde enero de 2020 explicó que en el área de estudio se han encontrado glaciares como, por ejemplo, Glaciar El Potro, algunos glaciaretes, manchones de nieve y glaciares de roca u otras estructuras. “Dentro del área de operación, donde estará la mina, la planta y el depósito de colas, no hay glaciares. Muy cerquita hay un glaciar de escombros y la ingeniería de Josemaría desestimó instalar una escombrera ahí para no intervenir o afectarlo. El Glaciar El Potro está aproximadamente a 5 kilómetros al noroeste de la ubicación de Josemaría y eso tiene un beneficio al menos desde lo ambiental. Es que la dirección de los vientos predominantes, y la mayor frecuencia de vientos, proviene del noroeste. Es decir que la operación de Josemaría prácticamente no emitiría emisiones de polvo particulados en suspensión hacia El Potro, si no que las corrientes, que son los vientos predominantes, vendrían desde esa zona”, dijo Cola.

PARQUE NACIONAL SAN GUILLERMO

El ejecutivo del área ambiental de Josemaría, que anteriormente se desempeñó durante seis años como director de Ambiente en la Secretaría de Ambiente de la provincia de Santa Cruz, explicó que “estamos dentro de lo que es el área de Usos Múltiples de la Reserva San Guillermo, no hay interferencia alguna en cuanto a operación dentro del Parque San Guillermo y no hemos identificado impactos sobre su biótica. Los planes de gestión que elabora Josemaría tienen que ver con minimizar el acercamiento y los disturbios sobre la fauna local y el monitoreo constante”.

 

CMSJ

Comments

Comments are closed.

You may also like

More in Noticias