Noticias

La minería sanjuanina, exitosa y para replicar

0

Hoy por hoy es clave que la industria minera tenga una mirada social y los espacios de diálogo entre todos los actores cobran mayor relevancia para dar respuestas a la sociedad. Viviana Santinón Alonso, coordinadora del Instituto para el Desarrollo de la Minería Sustentable (IDeMis), que depende de la Universidad Católica de Salta, considera que la provincia de San Juan sirve como ejemplo a imitar por la experiencia minera, y sus trayectos y ventajas.

Viviana Santinón Alonso, es licenciada en Administración, contadora Pública y coordina el IDeMis que se creó en el seno de la UCASAL. En una entrevista, realizada en el programa radial “Creación Renovable” que se emite todos los sábados de 12 a 14 horas por la CNN Radio San Juan, la profesional detalló el trabajo y el enfoque de la entidad respecto de la industria minera.

– ¿El Instituto apunta a buscar y dar respuestas a las preguntas que se hace hoy la sociedad frente a la minería?

-Si, la verdad que sí. El IDeMis tiene un rol clave en la búsqueda de respuestas frente a la minería. Nosotros dependemos de la Universidad Católica de Salta y es toda una novedad porque la autoridad máxima de la Universidad es el arzobispo de Salta. Si bien la Universidad tiene presencia en 120 sedes en todo el país, el tinte católico no siempre va de la mano con la minería sustentable o de la minería en general. Y nuestro arzobispo fue el que inició esto basado en la Encíclica Papal Laudato Si, del Papa Juan Pablo II, donde se plantea cómo podemos hacer una búsqueda de desarrollo que sea sostenible, integral, con los recursos naturales que tenemos y entendiendo que algunas cosas no están bien. La Encíclica invita al diálogo, por lo tanto, nuestro arzobispo nos pidió que abriéramos ese diálogo, no solamente para dar respuestas a la sociedad, sino fundamentalmente para abrir puentes de diálogo con personas que están con algunas posturas anti minería, pero no desde un conocimiento cierto, sino por desconocimiento, que es donde radica el problema.

Si tuvieran argumentos válidos, sería más fácil, pero el problema son las ignorancias que hay alrededor del tema. Entonces, lo que hace el IDeMis es generar ese espacio de diálogo entre todos los actores para una minería sustentable. Porque también hay una minería no sustentable, entonces esto ha quedado claro en el IDeMis, desde el nombre y concepción.

-La Encíclica Laudato Si busca el diálogo para frenar el calentamiento global y proteger al medio ambiente: la minería cumple aquí un rol fundamental…

-Totalmente, la minería es fundamental para todo, aunque hay mucha gente que reniegue de la minería, dependemos muchísimo de ella. Para tener el celular, pero también con todo lo que tiene que ver con la salud, entonces sería muy serio tener una postura contra la minería. Porque incluso quedándonos totalmente desnudos, todavía tenemos minería en nuestro cuerpo por las vacunas que nos han puesto en algún momento, por todos los procesos que hemos atravesado a lo largo de nuestra vida, etc. Hay que ser cuidadosos y aquí la sociedad tiene responsabilidad de buscar los argumentos y los interlocutores válidos, como por ejemplo los del mundo académico si la voz de la industria, al criterio de algunos, no es válida. Si eso ocurre, vayan a otros sectores o actores o interlocutores que uno entienda como válidos. Créanme que ahí van a encontrar un sin número de respuestas sobre la importancia y los beneficios que trae aparejada la minería.

Viviana Santinón

Viviana Santinón

– ¿Crees que la falta de compromiso está justamente en no buscar los interlocutores válidos? Porque existe mucha información a disposición de la comunidad por parte de la industria minera.

-Es que ahí radica el tema, si vos estás en contra de algo o no crees en alguien, difícilmente vas a ir a buscar información en ese lugar o en esa persona. Lo que nosotros proponemos desde IDeMI son estas mesas de diálogo donde creemos ser interlocutores válidos, donde el mundo académico no tiene un interés específico más que responder los interrogantes de las personas con criterios e información válida y fehaciente. Nosotros estamos abocados a la información aplicada, a la formación y generar estos espacios de encuentros y debate. Por eso decimos que la sociedad debería acercarse a interlocutores válidos como podría ser el mundo académico, y no en la misma minería o empresas porque ese es el camino que han llevado siempre y no les ha funcionado.

¿Qué otros actores o interlocutores válidos tenemos? El propio Gobierno, los medios de comunicación, ustedes con este programa radial están contribuyendo enormemente en este sentido y no creo que ninguno de ustedes tenga acciones en alguna empresa minera. Esa es la forma en que la sociedad debe comprometerse, pero buscando fuentes de información que sumen a argumentos que permitan tener una u otra postura.

– ¿Crees que uno de los desafíos es que la gente sepa o se convenza de que es impensado que el sector minero desarrolle la actividad sin tener en cuenta el sector social?

-Claro, es impensado, ustedes saben que el mundo está dejando de hablar de triple impacto: económico, social y ambiental. Esto deja de usarse porque hay una única forma de impactar, ya no hay que diferenciar porque hay un solo impacto y es el que se tiene en la sociedad. El Instituto se aboca fuertemente a esto con investigaciones, trabajos, ponencias etc. La minería debe tener esta mirada ambiental y sobre todo social y muchas veces no es desde las comunidades de impacto directo. Por ejemplo, en Salta, el 53% de la superficie tiene potencial para desarrollar la actividad minera, ha creado más de 6.500 puestos de trabajo, actualmente estamos con 60 proyectos mineros en diferentes etapas entre exploración y explotación. A la vez, pertenecemos al triángulo del litio junto a Catamarca y Jujuy. Entonces, desconocer que el impacto que va a tener la minería es más allá de las comunidades de influencia directa, sería decir que estamos muy mal enfocados, porque la minería va a impactar de formas inimaginables en materia de trabajo, a nivel de creación de ciudades, de entender cómo van a funcionar estas ciudades que se van a generar. Vamos a tener un PBI incrementado en gran magnitud por lo que va a generar la minería. Claramente, si se debe tener en cuenta lo social, pero más allá de las comunidades aledañas, que es el pensamiento típico. Es decir, que es mucho más amplio y créanme que las empresas que están instaladas generando proyectos sinceramente están pensando en eso, en el impacto total.

– ¿Cómo ven desde IDeMis la minería que se desarrolla en San Juan?

-Entre nosotros, realmente fue uno de los pedidos del arzobispo para entender por qué hay que apoyar la minería sustentable. En las reuniones que tiene el arzobispo con sus pares, se trata justamente de analizar qué pasa con las provincias argentinas que no están teniendo esta postura de apoyo a la minería sustentable. En esos encuentros que tiene el arzobispo de Salta con sus pares de otras provincias, era muy difícil conseguir estos argumentos para apoyar la minería sustentable. Creo que estamos desde el Instituto generando una concientización que va primero a los actores que tenemos en la provincia de Salta, pero impactando como si fuera una ola en las provincias que no están a favor de la minería o que directamente prohíben la actividad. Creemos que San Juan es un caso de éxito del cual uno puede tomar la experiencia, trayectos y ventajas.

– ¿Están buscando extender las acciones del Instituto a nivel nacional o internacional?

-Entre las acciones que realizamos tenemos nacionales e internacionales, formamos parte del panel “Hacia una Minería Sustentable” de CAEM, son normas de Canadá donde cada empresa se autoevalúa y donde se constata en ocho protocolos donde se analiza lo social, el cierre de minas, relaves etc. Son acciones muy concretas donde el panel está formado por interlocutores válidos. Tenemos convenios también con Universidades de China, sabiendo que China tiene una presencia muy fuerte en todo lo que se refiere a minería y proyectos mineros; y así muchos trabajos que tienen que ver con capacitaciones, monitoreos ambientales participativos, etc.

Comento todo esto porque yo fui una Doña Rosa anti minería, entonces cuando al principio hablaba de buscar interlocutores válidos, es porque yo tuve que hacerlo y me resultó muy grato y productivo. Si bien me llevó como un año entender que la minería es sustentable, invito a toda la audiencia de “Creación Renovable” a buscar este tipo de información y entender lo que la industria está aportando al país.

 

CMSJ

Comments

Comments are closed.

You may also like

More in Noticias