Creando valor compartidoHistoriasNoticias

“Me la jugué por la minería hace 16 años, y fue la mejor decisión que tomé”

0

El Gerente General de Casposo, Rubén Femenía, estuvo presente en Creación Renovable, programa de la Cámara Minera de San Juan, donde compartió la actualidad de Casposo y la ansiedad por la campaña perforatoria que se lleva a cabo en el emprendimiento calingastino, resaltando los desafíos de perforar en un proyecto vetiforme. También abordó la exploración en Jaguelito. Capítulo aparte para su ingreso en el sector minero, y cómo esta industria lo apasiona.

Estamos en pleno Mundial de Fútbol, y durante el partido Argentina – Países Bajos pensaba que muchos sanjuaninos y argentinos mineros no vieron el partido porque les tocaba trabajar.

Es así, mucha gente no sabe que muchos no pudieron ver el partido porque la minería nunca se detiene. Cuando estas en una mina sabes que son 365 días las 24 horas, no hay un momento en que se deje de trabajar, ya sea Navidad o Año Nuevo. Tienes que estar pendiente de lo que sucede, del trabajo, de lo que se necesita, etc.

En septiembre arrancó una nueva campaña perforatoria en Casposo-Manantiales, ¿podrás contarnos qué cantidad de metros se perforó y cuál fue el objetivo de la campaña?

El objetivo es volver a verificar si tenemos reservas para volver a poner en producción la planta. Fue una campaña realmente corta, porque la terminamos en julio, ya que el sistema de Casposo es vetiforme y es difícil de explorar y perforar. Lo que se hizo fue perforar 3 mil metros y luego paramos para analizar resultados, ya que perforar mucho sin encontrar resultados es difícil de seguir cuando el proyecto posee sistema de vetas. Encontramos unos pozos muy importantes en julio y volvimos en septiembre cuando hicimos 4.200 metros, luego se llevaron la máquina porque estaba comprometida. Pudimos confirmar algunas buenas leyes en algunos pozos, pero debemos analizar en profundidad estos resultados para determinar la próxima campaña a realizar.

¿Por qué hablas de dificultad de explorar en una zona como Casposo?

Porque el mineral se presenta en vetas y no de manera diseminada como en otras minas, como por ejemplo Veladero, donde el mineral está diseminado en la roca y eso lleva a determinar zonas mucho más amplias de exploración. La mineralización en Casposo se presenta en vetas, y tienes que dar justo con la veta, que son realmente angostas. Si no tienes buena indicación o inclinación es muy fácil pasarle por al lado a una veta de dos metros y pensar que no hay nada en la zona.

¿Cómo manejan la ansiedad en Calingasta, sabiendo que Casposo fue un centro productivo que ya cuenta con la infraestructura necesaria para producir?

La verdad es que nosotros mismos estamos ansiosos, queremos poner la mina en producción. Es como que nosotros tenemos que manejar nuestra propia ansiedad de volver a trabajar la mina, pero entendemos que necesitamos verificar reservas y tener un mínimo de 5 años de reservas para no arrancar y al año tener que parar.

Como comentara, nosotros mismos sufrimos esa ansiedad, pero como exploradores somos siempre optimistas y creemos firmemente que vamos a poder llevarlos a cabo. No es fácil decir cuánto tiempo falta, pero necesitamos un año y medio mínimo para adelante para comenzar a tener alguna certeza en relación a los tiempos.

¿Las limitaciones a las importaciones han afectado a las tareas que se desarrollan en Casposo?

No de forma directa, porque no estamos importando al no estar en operación, pero sí de manera indirecta porque los perforistas se ven afectados porque no pueden importar las barras y los insumos de perforación. Indirectamente han subido mucho los costos, sobre todo de la actividad perforatoria.

¿También iniciaron perforaciones en Jagüelito, el proyecto de Mexplort del Grupo Eurnekian?

Comenzamos a perforar, pero todavía no tenemos ningún tipo de resultados. Es un proyecto donde hicimos un acuerdo de perforación de 5 mil metros, posee reservas, pero todavía no son suficientes para poder explotarlo. La idea es poder duplicar o triplicar estas reservas que ya existen y hacer un Estudio de Factibilidad para saber si podemos hacer una mina allí. Jagüelito se ubica a gran altura, en el Valle del Cura, a unos 40 kilómetros antes de Veladero, entonces la logística sería diferente si se encontrara como Casposo en Calingasta, a otro tipo de altura. Jagüelito se ubica a una altura de entre 4.300 y 4.500 metros sobre el nivel del mar.

Hablemos un poco de vos… ¿quién es Rubén Femenia, para aquellos que no te conocen? ¿Cómo llegas a la actividad minera?

Ya tengo muchos años en esta actividad. Mi actividad principal al principio fue bancaria, luego la actividad vitivinícola y por un aviso clasificado que leí en 1996 entré a trabajar en Minera Peñoles. De ahí estuve bastantes años con el proyecto Jagüelito, luego esta empresa cerró sus oficinas y volví un año a la actividad vitivinícola. Luego regresé con la siguiente empresa que tomó Jagüelito, y finalmente ingresé con la empresa que puso en actividad la mina Casposo. Yo vengo desde las Ciencias Económicas ya que soy Contador Público, no soy ni Ingeniero en Minas o Geólogo.

¿Pensabas trabajar para el sector minero cuando estudiabas para Contador?

Sinceramente, en un principio, nunca pensé trabajar en el sector minero. La minería no estaba tan desarrollada como ahora. Pero una vez que ingresé, me atrapó, me enamoré de esta actividad, de esta industria, y nunca más me pude separar. Es más, luego de un primer paso por la actividad minera, volví a la actividad vitivinícola, con un trabajo seguro digamos. Y me vinieron a buscar para trabajar para Casposo, pero era un trabajo de campaña que iba a durar 6 meses y no se sabía que iba a pasar luego. Fue una gran decisión en mi vida, porque me la jugué por decirlo de alguna manera, pero dije que sí con total seguridad.

Básicamente te la jugaste…

Me la jugué hace 16 años y fue la mejor decisión que tomé. Cuando ingresé a la actividad mi objetivo profesional era la exploración, pero luego fue un poco más y pude participar de la puesta en marcha de una mina, cosa que pude hacer y también posteriormente trabajar en una mina en producción. Esta actividad es siempre un desafío, y lo mejor que me ha dado la minería es el contacto con la gente, de diferentes partes de la provincia, del país y también del mundo. Me permitió formar, integrar y compartir con grandes grupos de trabajo. También me permitió trabar en armonía de forma permanente, y la parte económica ayuda mucho, porque la minería paga los mejores sueldos del país y eso es importante destacar.

¿Qué pensó tu familia cuando decidiste dejar un trabajo seguro por un empleo minero que en principio iba a durar 6 meses nada más?

Es una muy buena pregunta (risas) En ese momento ya estaba casado, y ya tenía mis cuatros hijos. Fue una decisión que tomé solo, obviamente mi mujer me apoyó, no recuerdo haber discutido por la decisión. Era una apuesta muy arriesgada para mí porque siempre he sido muy cauto y conservador, pero creo que tenía un buen pálpito porque, sinceramente, no me costó tomar la decisión. Hoy mis hijos ya están grandes y la situación minera también es otra. Le quité muchas horas a la familia para poder crecer en esta industria, pero todo se va superando con diálogo y con armonía.

¿Qué consejo le darías a aquella persona que quiere sumarse a la actividad minera?

Yo les diría que tienen que seguir su pálpito y saber qué es lo que les apasiona. Tenes que saber que podes estar lejos de tu casa, que tenes diferentes roster de trabajo, pero si estás seguro de tu pasión, de lo que verdaderamente te gusta, vas a tener asegurado un buen futuro a nivel profesional y personal. La minería es apasionante y está bueno entender que todo lo que uno aprende dentro de ella es muy importante, porque si no se puede aplicar eso en un proyecto, será en otro, o en alguno de otra provincia o en alguno de otra parte del mundo, eso es algo muy bueno que tiene esta actividad. La gente que trabaja en la actividad minera es como una familia, porque no hay tantas minas en el país o en el mundo como cantidad de bodegas o como otras industrias.

CMSJ

Comments

Comments are closed.

You may also like