País

Mineras profundizan los controles

0

Realizan análisis de PCR a los trabajadores una vez que bajan de los campamentos y los vuelven a hisopar para que regresen a las minas. Aumentan las medidas preventivas y de higiene.

Un poco antes de que la actividad minera fuera considerada esencial y pudiera volver a iniciar sus labores en lo que sería “una nueva normalidad”, varias empresas de este rubro unieron sus esfuerzos para colaborar en la lucha de todos los salteños contra el COVID-19. Tal es así que decidieron aportar al Gobierno más de 8 millones de pesos para la compra de respiradores, que hoy equipan las salas de emergencia dispuestas para enfrentar esta situación.

Mucho se habló al respecto, pero poco se conoce de la realidad que están atravesando y cómo decidieron afrontar el regreso de sus trabajadores a las actividades en las plantas de exploración. En un permanente diálogo tanto con el COE, como con autoridades provinciales y municipales de la Puna, las empresas mineras adoptaron un protocolo más que estricto para garantizar la salud de todos. A todos los trabajadores mineros se les realiza un PCR antes de subir, para asegurar que no se produzca un contagio desmedido en circunstancias que pudieran evitarse, y se les realiza el mismo test cuando regresan del campamento. De esta manera se pudieron detectar los 4 casos que dieron positivo entre trabajadores de este rubro antes de que subieran a la planta.

“Además se redujo el tránsito de los trabajadores en la Puna alargando las estadías, y se cumple un protocolo estricto de bioseguridad y tomas de temperatura diaria, manteniendo la distancia siempre y divididos por turnos”, agregó Simón Pérez Alsina, gerente de una consultora minera.

A su vez, de la empresa Eramine informaron que, desde el 28 de febrero, implementaron un “Programa Integral de Salud y Seguridad de actuación ante riesgo de COVID-19”, un plan de acción integral cuyo fundamento básico es la salud de todo su personal además del cumplimiento de los objetivos clave de la empresa, como el funcionamiento de la planta piloto, el mantenimiento de las acciones comunitarias y para con el medio ambiente. “Llevamos a cabo medidas de mitigación, control y prevención, como ser protocolos de limpieza, capacitación y realización de test PCR. Hasta la fecha 395 dieron negativo y 60 están en proceso, además de los chequeos médicos constantes para identificar síntomas compatibles con el virus”, declaró Ricardo Rodríguez, director de Recursos Humanos y Sustentabilidad de Eramine.

“Hay que reconocer el enorme esfuerzo que está haciendo nuestro sector minero para contener a la comunidad. Es la única actividad que está realizando test masivos a sus trabajadores de manera rigurosa y por eso no hay ningún caso en los campamentos mineros, a diferencia de Jujuy, por ejemplo”, resaltó Alberto Castillo, presidente de REMSA, que integra la Cámara Minera de Salta. “Tanto la Cámara Minera como el Área de Servicios y Proveedores mineros, cumplen este estricto protocolo, más que muchos otros sectores”, agregó.

Jimena García Bes, jefa de Recursos Humanos de la empresa Hanaq Group, manifestó que el traslado del personal a las operaciones se realiza en combis o minibús a la mitad de capacidad a fin de garantizar el distanciamiento social. “Nuestro personal de higiene y seguridad realiza charlas periódicas en las operaciones mineras para concientizar sobre las medidas de prevención”, agregó. Además, contó que tuvieron sólo 2 activaciones de protocolo hasta la fecha.

Fuente: El Tribuno

0

“Es más fácil conseguir inversión con un repago a cinco años”

Entrada anterior

Minería, legisladores y la Nación evaluaron la Ley de Humedales

Siguiente entrada