Noticias

“Necesitamos certidumbre”

0

De esta manera lo definió Antonio Giménez, Presidente de la Cámara de Comercio Exterior, en Creación Renovable, programación radial de la Cámara Minera de San Juan. El dirigente enfatizó en la necesidad de contar con políticas estables en el largo plazo para poder materializar las oportunidades existentes.

¿En qué situación se encuentran las empresas exportadoras de la provincia de San Juan?

Se encuentran trabajando, desarrollando su actividad, pero con mucha incertidumbre por un lado, y con mucha tensión en cuanto a la relación de ingresos-costos. Cuando exportamos, vendemos en divisas, pero esas divisas no llegan a la empresa: recibimos en pesos traducidos a un valor de 127, menos retenciones en algunos casos. Pero por otro lado, todos los insumos y los costos se mueven al ritmo de la inflación, la cual se estima en un 90% este año. Este escenario disminuyó sustantivamente los márgenes de rentabilidad, y hacen que las empresas no puedan reponer capital, no se puede amortizar ni reponer, o van achicando sus mercados.

¿Cómo afecta en la práctica la coyuntura actual del país a una empresa que exporta sus productos o servicios?

Cuando uno vende con una moneda que tiene menor valor de compra, se genera una tensión muy grande a la hora de volver a comprar insumos. Por otro lado, con el cepo a las importaciones, muchas empresas están agotando su stock de insumos para seguir produciendo y cuando eso sucede, aunque se libere ese cepo de golpe, hay tiempos de entrega, por lo cual puede haber momentos en donde la producción se demore.

Las exportaciones en nuestro país han alcanzado un nivel crítico. En Argentina, del total de las importaciones, el 37% son bienes de capital. Imaginemos la actividad minera que necesita todas las maquinarias para trabajar, perforar, cargar, los neumáticos, etc. En nuestro país no existe un libre albedrio de gente importando, alguno que otro podrá aprovechar el momento por la multiplicidad de tipo de cambio que no es saludable. Pero este concepto político que frena las importaciones no es bueno, porque aducen que se alejan los dólares, pero en realidad se alejan para que ingresen bienes de capital o insumos para poder producir más. Ahí le pongo un coto también a la posibilidad de levantar exportaciones, así que esos cruces terminan siendo un círculo vicioso que limita a todo el comercio exterior.

¿Qué expectativas generó en la Cámara de Comercio Exterior la designación de Sergio Massa como superministro, así como las medidas que se conocieron hasta el momento?

Con el paso del tiempo aprendí que hay que aprender a manejar las expectativas, porque cuando uno las pone muy altas, generalmente luego no se cubren y se genera mucha insatisfacción. Me preocupó que se presentara esto con tanta expectativa y me preocupó la alegría desmesurada para la presentación de un nuevo ministro. Son mensajes que no sirven mucho, pero tendrá que ver con lo que necesitamos, que es certidumbre. Escuché y leí muchos enunciados en el sentido correcto, sobre achicar el gasto público, disminuir la impresión de dinero para contener la inflación, entre otros, pero ahora hacen falta medidas concretas que refuercen o materialicen estos anuncios. En mi opinión, me parece que falta una visión macroeconómica de un profesional, que sería la visión de un Viceministro de Economía.

¿Qué tipo de expectativas cree que se genera dentro de la actividad minera en relación a la certidumbre o incertidumbre luego de la designación de Sergio Massa?

Es como una espada de Damocles, porque las inversiones mineras son de muy largo plazo. Existe un manejo de tiempo más largo que en las demás industrias, pero son tiempos que deben estar muy bien definidos. Y, si en el mientras tanto comienzan las especulaciones sobre qué se incluirá, qué se modificará, que se sacará, etc., todo ello empieza a poner en peligro un momento muy importante que tiene Argentina, y sobre todo la provincia de San Juan con el enorme futuro cuprífero que existe. Ricardo Martínez y Mario Hernández lo explican muy bien cada vez que se pronuncian: se puede poner mucho esfuerzo en la exploración, pero si comienzan a poner diques de contención para pasar a la explotación, entonces existe un gran problema.

¿Cómo se hace para cambiar una visión cortoplacista nacional a una de largo plazo de cara a la certidumbre que necesita el mercado a futuro?

Primero, lo que tratamos de hacer es elaborar líneas de acción que generen propuestas. La Mesa de la Productividad seguramente terminará en un trabajo generalizado y pormenorizado de todos los aspectos, pero en el mientras tanto tratamos de desarrollar líneas estratégicas para explicar la importancia que tiene tomar decisiones que repercutan en las cuatro actividades, en el comercio y el turismo de San Juan que son los grandes generadores de divisas, para insertarlas en las decisiones políticas.

Pero hacen falta permanencias, porque si buscas un interlocutor y dura poco, el tema se complica. Las herramientas que tenemos son estas líneas estratégicas sólidas que surgen de las cámaras y la mesa de la productividad. También debemos hacer una demanda al sector político para que atiendan las necesidades del sector. Argentina es un país muy rico, pero que le falta desarrollo, y se intenta explicar los fracasos en las decisiones con lo que le va ocurriendo al mundo. La guerra le trajo problemas a Uruguay, a Bolivia y otros países, pero para nosotros la inflación es mucho más galopante que en los demás países, entonces entramos más empobrecidos a estos grandes problemas mundiales.

¿La situación es mucho peor entonces para Argentina en este contexto mundial?

Claro que sí, es mucho peor. Se explica que si devaluamos habrá inflación, pero no se explica que lo que hemos hecho es retrasar el tipo de cambio en un concepto equivocado con una inflación galopante que se genera por la emisión descontrolada, que trata de explicar que hay un gasto público en exceso, el cual no tiene la eficiencia y la eficacia necesaria. Si el gasto público fuse eficiente o eficaz, la educación pública debería ser de primer nivel, más allá de que los docentes lo sean, al igual que la salud y la seguridad. La Ruta 153 debería estar terminada para favorecer las exportaciones por ejemplo para la cal, pero en realidad estamos viendo si existe financiación.

CMSJ

Comments

Comments are closed.

You may also like

More in Noticias