País

Pese a los buenos precios, la minería espera un escenario más previsible

0

Aunque la administración de Alberto Fernández muestra la intención de dar impulso a la actividad minera a nivel nacional, el sector advierte que la resolución de la deuda externa es clave. Se demoran inversiones a la espera de mayores certezas.

En los mercados financieros ya se anticipa a nivel global, para el post COVID-19, un ciclo económico positivo. Una de las variables que se tienen en cuenta es el comportamiento del “Dr. Cooper”. Así se conoce al mercado del cobre en la jerga bursátil del mundo. Se trata, ni más ni menos, de los movimientos de la demanda y la oferta internacional de este metal de amplio uso, que son las que orientan y definen una tendencia de precios. Históricamente, cuando se empieza a notar una dirección alcista en este commodity, se abre una etapa de crecimiento para la economía mundial.

Lo que sí resulta más complejo de prever es si Argentina tomará estás variables como oportunidades para su desarrollo minero. El presidente Alberto Fernández volvió a ratificar la semana pasada que “la minería es un enorme potencial para la Argentina” en una charla virtual ante el Consejo de las Américas, de la cual participó también el ministro de Economía, Martín Guzmán, y ubicó a la industria entre las prioritarias, junto con la de hidrocarburos y la alimenticia.

Además de señalar entre las ideas para la post pandemia la necesidad de “pensar cómo desarrollamos la agroindustria”, el mandatario puntualizó: “Tenemos que desarrollar el gas en Vaca Muerta, tenemos que venderlo en Chile. La oportunidad de desarrollar la minería de un modo no contaminante, socialmente aceptable. Toda la cordillera argentina es una gran oportunidad. Chile explota esa cordillera muchísimo, Argentina la tiene prácticamente inexplotada y es la misma cordillera”.

Una variable determinante del futuro de la minería en el país es la exploración. Según el titular de Gemera (Grupo de Empresas Exploradoras de la República Argentina), Mario Hernández, “si bien disminuyó y se paró la exploración, hay un salto de oportunidades porque la tendencia de los precios de los metales es buena” y remarcó a Santa Cruz Produce que, para Gemera, “es absolutamente necesaria la perforación para sumar proyectos y para apuntalar la factibilización” de los ya descubiertos, aunque en estos casos señaló que “se sostiene y se está dando” a pesar de la pandemia.

Hacia adelante, a pesar de la clara muestra de las intenciones de desarrollo del Gobierno Nacional, las definiciones se demoran. De hecho, aún no hay novedades sobre el Plan de Desarrollo Estratégico Minero que el secretario de Minería de la Nación, Alberto Hensel, prometió en mayo que iba a lanzar en junio, con el fin de “dar una señal de certidumbre y previsibilidad en materia de seguridad jurídica hacia las empresas que quieran invertir”.

La minería tiene plazos largos y la pandemia pudo haber lentificado los procesos en todos los ámbitos. Pero hoy es la buena tendencia en los precios de los minerales la que marca la agenda y presiona por definiciones en torno a una mayor estabilidad para el sector.

“Estamos a la expectativa sobre qué rol van a tomar las autoridades para atraer inversiones, cómo logramos que el país genere confianza en los potenciales inversores. Hay mucha más minería para la post pandemia y la mayor apuesta del Gobierno tendría que ser la de lograr previsibilidad en materia impositiva para poder ser más competitivos”, opinó Hernández, quien además preside la Cámara Minera de San Juan y es directivo de la minera canadiense Yamana Gold.

Alberto Fernández volvió a ratificar que la minería “es un enorme potencial para la Argentina”
Por su parte, desde la Cámara Argentina de Empresarios Mineros, la demanda se sostiene en la misma línea. “Es el momento para que la industria minera argentina avance con el potencial que tiene. El sector ha madurado y tiene la posibilidad de demostrarlo. Para eso se necesitan, como siempre, reglas claras y compromisos firmes en todo el país”, afirmó el director ejecutivo Luciano Berenstein.

Así las cosas, la resolución de la deuda externa es clave. De hecho, en la exposición que ya fue referida el presidente dijo también que “es un gran condicionante” para poder llevar a cabo los ejes centrales de su gestión, que son “inversión, producción, trabajo y desarrollo”, remarcando el “esfuerzo” del Gobierno en la renegociación y pidiendo la “comprensión” de los bonistas ante la situación del país.

El que busca
Además de las exploraciones para factibilizar proyectos, que se ven más activas en la provincia de San Juan -de hecho cuenta con cuatro de los seis pórfidos de cobre que más avanzados están en su desarrollo-, se sostienen en la denominada “nueva normalidad” los planes de expansión de muchas de las empresas mineras que ya están produciendo en el país.

Además, no sólo el cobre cuenta con una tendencia de precios en aumento, el oro y la plata -y esto importa porque las minas en marcha en su mayoría son de estos metales- , por motivos diversos también muestran una propensión al alza.

En Santa Cruz, por caso, se conoció en junio la adquisición por parte de la norteamericana Newmont de un grupo de propiedades para iniciar un nuevo proceso de exploración, las cuales están ubicadas en el macizo del Deseado.

El proyecto denominado Boleadora se encuentra en etapa inicial y cerca al yacimiento de oro Cerro Negro, también propiedad de la minera norteamericana, lo que, según indicó la empresa en un comunicado, generaría sinergias en la etapa exploratoria de recursos.

“La operación se enmarca en la estrategia de Newmont de continuar en la búsqueda de recursos y reservas y realizar actividades de exploración que permitan alimentar a la operación actual que posee en Argentina, y de esa manera sostener el desarrollo del negocio en el largo plazo”, describieron en el informe.

Fuente: La Opinión Austral

0

También te puede interesar

Más en País