Noticias

Un combo de opciones para despejar dudas

0

El Programa de Participación Ciudadana encarado por el Proyecto Josemaría incluye desayunos comunitarios, las visitas con representantes de instituciones o grupos de interés clave que continuarán hasta marzo y un procedimiento de retroalimentación a través de redes sociales, email y WhatsApp. Todas las consultas, por cualquiera de las vías, tienen respuesta y el tiempo de ésta varía en el caso de necesitar información detallada de áreas específicas.

La finalidad es que la comunidad reciba la información necesaria para estar al tanto del alcance del proyecto cuprífero ubicado en el departamento Iglesia. “Lo que se pretende es formalizar la información, las sugerencias o algún reclamo de la población, a través de los canales de comunicación de Josemaría. Recibimos cualquier tipo de inquietad y le damos un proceso formal e interno que se va documentando con una respuesta en un plazo establecido. En las redes, los administradores responden de forma inmediata, pero cuando hay temas de consultas en profundidad o que requieren alguna evaluación técnica, tiene otro tiempo de atención que no se hace visible porque se contacta a la persona por privado. Cualquier interesado en contactarse con Josemaría puede hacerlo formalmente dentro de nuestros canales y tenemos un proceso de retroalimentación, la obligación de documentar y de dar una respuesta”, comentó Verónica Cunto, gerenta de Relaciones Comunitarias.

Para el equipo de Josemaría esto representa una oportunidad porque, al tomar en cuenta cada inquietud o sugerencia y darle una devolución, es tomado como un aporte que puede conducir a alguna mejora. “En una empresa de exploración, que se está preparando para una etapa de explotación, todo el punto de vista de la comunidad es totalmente válido para la futuras planificaciones y proyectos. La cercanía con la comunidad, que permite este procedimiento, no tendría sentido si no lo tenemos en cuenta. Está administrado por el área de Relaciones Comunitarias, sin embargo, todas las áreas de la compañía están vinculadas al proceso de retroalimentación y articulan para dar respuesta”, dijo Cunto.

 

“La mayor consulta que recibimos es por empleo, especialmente en las redes. Lo ideal es que la persona nos deje un email para responderle y si hay un teléfono también, porque una vez que le hemos respondido le pedimos una devolución y esperamos una conformidad o no conformidad, para saber si debemos seguir profundizando o si está conforme con la respuesta que le dimos”.

Las reuniones con la comunidad no son de ahora, sino que comenzaron a realizarse desde que asomaba la madurez del Proyecto. “Y tienen mayor convocatoria que las visitas a Josemaría porque podemos hacerlas para más participantes. En cambio, para las visitas tenemos un cupo de quince personas, sin contar el personal de la empresa y el equipo médico que también viajan”, explicó la gerente de Relaciones Comunitarias.

Verónica Cunto

Verónica Cunto

Las visitas

Dos días completos demanda la visita al Proyecto Josemaría y previo a eso es necesario tener el ok de estudios médicos. Cada visita se prepara con varios días de anticipación porque, generalmente, suben personas que no están acostumbradas a tales alturas. “Nos alojamos en el campamento La Brea, a cargo de Nielsen Expediciones, que está un poco antes de Josemaría y permite que el viaje sea más corto. Una vez en el Proyecto, visitamos las zonas dónde van a estar las escombreras, el muro Norte y Sur, el campamento y llegamos hasta la parte más elevada. Queremos que conozcan cómo se manejará el impacto ambiental y social, y dónde estarán emplazados cada uno de los componentes del Proyecto. Esto permite visualizar y materializar toda la información que van recibiendo en las reuniones”, comentó Verónica Cunto.

La primera visita al Proyecto la hicieron los integrantes de la CIEAM (Comisión Interdisciplinaria de Evaluación Ambiental Minera) y fue en febrero del 2021. La misma se hizo en el marco de la evaluación ambiental, proceso que lleva adelante el Gobierno Provincial para otorgar la Declaración de Impacto Ambiental. A fines de noviembre pasado, subió un grupo integrado por autoridades de la Municipalidad de Iglesia y personal de Gendarmería Nacional.

“Por cuestiones climáticas, las visitas continuarán hasta el mes de marzo, de acuerdo con lo previsto hasta el momento. En un principio, las seguiremos haciendo con representantes de instituciones o grupos de interés clave para el Proyecto y, a medida que vayamos teniendo mejores condiciones de accesibilidad y alojamiento, se podría ir ampliando”, concluyó Cunto.

 

 

CMSJ

Comments

Comments are closed.

You may also like

More in Noticias