Apuntes MinerosNoticias

“La minería me ha dado todo lo que tengo y es una actividad que necesitamos”

0

Ingeniero en Minas y Docente en la UNSJ, Sergio Sancho comparte el proyecto de cambio de plan de estudio de Ingeniería en Minas, lo que permitirá consolidar a esta casa de estudios como la de mayor relevancia de esta carrera en Argentina. En Creación Renovable, programa radial de la Cámara Minera de San Juan, el entrevistado pone de manifiesto la importancia de contar con ejecutivos que dicten clases en la Facultad, a la vez de resaltar la transición apuntada para 2023 o 2024, y la transformación económica de la mano de la minería.

¿De qué se trata o en qué consiste el proyecto de cambio de plan de estudio de la carrera de Ingeniería en Minas? 

La Facultad de Ingeniería, con la renovación de  sus autoridades comenzó con el proceso de acreditación de carreras. Esto es algo que se impone desde la CONEAU y estamos embarcados en este proceso. Lo que hay que hacer es actualizar los planes de estudios para aggiornar todos sus contenidos. El Departamento de Minas me invitó a trabajar en este proyecto: si bien soy docente y no tengo tareas administrativas a cargo, acepté porque me resulta algo muy importante e interesante, sobre todo porque tengo más de 20 años de experiencia dentro de la actividad extractiva. Poder estar acá en San Juan de vuelta y devolverle un poco de todo lo que me dio la educación pública de la Universidad Nacional es una alegría muy grande, y por eso me comprometí mucho con este proyecto.

¿La Facultad de Ingeniería de la UNSJ siempre ha sido muy reconocida a nivel nacional?

Claro que sí, desde la Facultad de Ingeniería siempre hemos sido líderes en la formación de ingenieros a nivel nacional. Desde hace algún tiempo algunas universidades como la de San Luis nos ha igualado ya que está muy competente. Pero con esta revisión que vamos a hacer en el plan de estudio vamos a volver a la vanguardia de la formación de ingenieros en el país.

¿En qué se basa específicamente el cambio o revisión de plan de estudio de la carrera de ingeniería en minas?

Básicamente estamos agregando todo lo que se refiere a nuevas tecnologías, sumando nuevas materias para poder tener a los chicos capacitados con lo que es software de diseño minero, algo en lo que no estábamos muy fuertes. Estamos aggiornando todo el contenido de las materias tradicionales que teníamos. Lo bueno en este contexto es que hace dos años la carrera comenzó a incorporar ingenieros en actividad, es decir profesionales que están en actividad. Y así hemos podido atraer otros colegas que están en la profesión minera y que ahora son docentes. Ser docente y profesional en actividad a la vez es un valor agregado muy importante para los alumnos porque otras universidades no lo tienen. Creo que en unos años se va a empezar a ver este plus que le estamos agregando a la carrera. En la actualidad tenemos al CEO de una empresa dando clases; cuando cursé no tuve esa oportunidad ocurrió, y ahora como gerente de compañía veo que cuando estás dando clases, los chicos te observan de otra forma, te formulan otro tipo de preguntas, y se llevan una vivencia totalmente distinta. Yo siempre les digo a mis alumnos que no tomen apuntes, que el contenido duro está en los libros, que escuchen, que pregunten, porque en la experiencia práctica está la mayor parte de la riqueza en la transmisión de conocimiento.

HACÉ CLICK AQUÍ Y ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA!

https://soundcloud.com/creacion-renovable/sergio-sancho-ingeniero-docente-unsj?si=303b86e792a0464d9c77eb64d659a527&utm_source=clipboard&utm_medium=text&utm_campaign=social_sharing

¿Y estos nuevos docentes que vienen con una gran experiencia desde la actividad minera práctica se amalgaman con los docentes tradicionales o que no están activos en la industria?

Por supuesto. La riqueza que se genera entre las diferentes visiones es impresionante, porque el que tiene la formación dura de docente aporta muchísimo desde la planificación, preparación de contenidos y muchas cosas más. Estos 15 docentes que están en actividad, y los que ya estaban, formamos un equipo que va a tener mucha repercusión en las próximas camadas de ingenieros de la universidad.

¿El docente en actividad puede también brindarle al alumno un contexto de información y conocimiento mucho más aplicado a la realidad?

Sin duda, es como un conocimiento on-line todo el tiempo. Me ha pasado de estar en clase y que los chicos me pregunten que me pasa, y yo les digo que tengo la preocupación de la compañía atrás mío, los plazos, todo lo que hay que hacer para que sea posible la actividad minera. Y el interés que se genera de parte de los alumnos es impresionante, porque te comienzan a preguntar: ¿Y cómo lo resolvió? ¿Con quién tuvo que hablar? Y son vivencias muy interesantes, y de mi parte estoy feliz de poder brindar eso y muy agradecido a la institución de haber podido incorporarme. 

¿Qué otros elementos están incorporando en este nuevo plan de estudios?

Estamos aggiornando todo lo que se refiere a materias de explotación, planos 3D, tecnología nueva en las que antes se utilizaban métodos más antiguos. Hoy por hoy, en nuestro país, con más de 20 años de minería fuerte, contamos con maquinaria y tecnología de punta en comunicaciones, topografía, en equipos mineros propios, y todo eso lo estamos cargando a los contenidos, y creo que vamos a marcar un plus muy valioso en este sentido.

¿Y en qué instancia se encuentra este proyecto de actualización o modernización del plan de estudio? ¿Cuál es el grado de avance?

Todos los contenidos ya están revisados, y todo lo nuevo que queremos incorporar está aprobado por el claustro docente. A partir de los primeros meses del año que viene comienza toda la parte administrativa de incorporación en el decanato. Vale aclarar que es un proceso administrativo porque tiene que ser aprobado por el Consejo Superior, etc. Creo que si no es a mitad de año del 2023, seguramente en 2024 vamos a poder largar la nueva versión del plan de estudio. A su vez, la Jefatura del Departamento nos está solicitando realizar planes de transición, cosa que si el Decanato lo aprueba rápido, ya el mismo año que viene algunos alumnos empiecen a tomar estos contenidos nuevos y sean una especie de egresados de transición. 

¿Cuáles han sido los factores que impulsaron o exigieron este cambio? ¿Fue de parte de los docentes, de los alumnos, o algo en conjunto?

Ha sido una ardua tarea; hemos conseguido el acompañamiento de los profesores, que sabían que, en este sentido, estábamos un poco atrás. Pero esta nueva generación de docentes que llegó les fue transmitiendo a las autoridades que no estábamos del todo bien. Nosotros como profesionales activos recibimos alumnos en las empresas para las prácticas profesionales y notábamos que venían con algunas falencias de contenidos e incluso actitudinales. Esto se lo planteamos a las autoridades, y con un 100% de conformidad, y a partir de ahí se inició todo este proceso de renovación con el cual estoy muy feliz. El equipo de trabajo es excelente.

¿Qué tipo de interacción existe con CADIM (Colegio Argentino de Ingenieros de Minas) en relación a este proyecto de nuevo plan de estudio?

Tenemos la mejor interacción. Yo he trabajado mucho tiempo con Francisco Almenzar, y tenemos la suerte de que él es parte del Comité Revisor que evalúa las modificaciones que hemos realizado, o queremos realizar en el plan de estudio. Ha realizado aportes invalorables porque tiene una enorme trayectoria dentro de la institución y de la industria. 

Pensando en los docentes y el cambio del plan de estudios tendiente a la incorporación tecnológica, ¿los profesores tendrán que recibir alguna capacitación adicional?

No se tendrán que hacer grandes modificaciones por cómo está la cuadricula. Siempre hay algún profesor de la vieja escuela de la mano con uno de la nueva escuela incorporado a las nuevas tecnologías. Cada uno aporta de donde se siente más fuerte, que puede ser desde la planificación o adecuación académica de contenido, y el otro puede aportar desde los nuevos sistemas tecnológicos. Se está armando algo muy interesante que va a traer sus frutos muy pronto.

¿Cree que la educación es lo más importante que puede impulsar la actividad minera?

Definitivamente. La educación es el futuro de la actividad minera. Desde el Departamento de Ingeniería de Minas hemos comenzado a firmar convenios para capacitar personas que están interesadas. Estamos con dos capacitaciones corriendo: AFIP y con el Ministerio de Producción. La minería ya tiene trayectoria en el país, cuenta con profesionales que tienen muy buen nivel de conocimiento, estamos en condiciones de empezar a bajar estos conocimientos y que todo el mundo los empiece a conocer. Allá por el año ‘97, cuando comenzó el primer pulso fuerte de minería, tenías personas extranjeras en todos los estamentos de las empresas mineras. Hoy es una elección de la empresa contar con un extranjero ocupando un lugar de conducción, porque hay profesionales del país muy bien formados, y a los jóvenes que están saliendo los estamos tratando de reforzar para que sean competitivos.

¿Considera que la agenda educativa, productiva y de desarrollo social que tiene la minería es algo que necesita mayor difusión?

Sí, claro que sí. Falta incorporar más publicidad, difundir mucho más la agenda educativa, de formación, de apoyo y de motor productivo que tiene la industria minera en nuestro país y en nuestra provincia. Se debe difundir más que hay muchas personas involucradas en la industria minera. Creo que hablar de minería si o minería no es una cosa que atrasa muchísimo, creo que la gran discusión que hay que dar con seriedad es minería con qué controles. Todo lo que nos rodea está vinculado con la actividad minera. No podemos pretender que nuestra evolución como sociedad sea en base a la actividad minera que haga otra provincia. Definitivamente tenemos que poner en valor nuestra actividad porque nuestro país tiene infinitos recursos. Si no hacemos esto, es sumar una incongruencia más a nuestro país: como sociedad no podemos tener un 40% de pobreza en el país y el enorme porcentaje de desocupados con infinitos recursos mineros esperando a ser explotados. Es algo que no me entra en la cabeza.

¿Este derrame económico enorme que realiza la minería lo has visto reflejado en tu lugar de trabajo en la provincia de Santa Cruz?

El derrame que hace la minería es enorme, yo trabajo hace 15 años en Santa Cruz y hay dos pueblos que son simbólicos: Puerto San Julián y Perito Moreno. Yo llegué a Puerto San Julián y había 6 mil habitantes en 1997. Hoy hay más de 15 mil habitantes en un pueblo donde no había lugares para quedarse a dormir, donde comer. Hoy existen hoteles, comedores, restaurantes, centros comerciales, etc. Todo esto lo hizo una sola empresa, y el que no quiera ver eso es como discutir la ley de la gravedad. Empresas, profesionales, facultades, etc.,… debemos trabajar y estar lo suficientemente preparados para generarle tranquilidad a la gente a través de un diálogo serio y con el modelo de puertas abiertas, porque la sociedad quiere el progreso, pero con tranquilidad.

Hemos hablado mucho a nivel industrial y profesional, pero me gustaría saber ¿cómo llegas a estudiar Ingeniería en Minas? ¿Siempre lo tuviste claro?

Es una historia que si la cuento no me van a creer. En realidad quería estudiar psicología; provengo de una familia muy humilde, donde me costó mucho incluso terminar la Secundaria. Cuando terminé no sabía bien cómo hacer, porque mis padres no podían pagarme la carrera de Psicología. Tengo un hermano mayor que en ese momento estaba por recibirse de Ingeniero en Minas y en esas charlas con mi hermano mayor me dijo “pibe vos tenés que hacer algo, porque si no se te va a complicar el futuro”.  También me dijo “si yo me puedo recibir de ingeniero, seguro vos también, así que métele por ahí”. Comencé a estudiar la carrera y al principio “no daba pie con bola”, pero el desafío me llevó a superarlo y comencé a enamorarme de esta actividad. Estuve tres o cuatro años girando en el país trabajando, aprendiendo, sin volver a mi casa ni tomándome un solo franco. He conocido el país y el mudo gracias a las empresas en las que he trabajado; es una actividad que me apasiona mucho. Mis alumnos me dicen que se nota que me apasiona la minería cuando doy charlas o cuando doy las clases. La minería me ha dado todo lo que tengo y es una actividad que necesitamos y me gustaría mucho seguir aportando para que esto siga.

CMSJ

Comments

Comments are closed.

You may also like