HistoriasNoticias

Haciéndole el aguante a la minería

0

Lo hace el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica que está en la localidad de Guandacol, del departamento riojano Felipe Varela que, desde hace doce años, dicta una tecnicatura minera. Los egresados que quieren trabajar en minería metalífera lo hacen en Gualcamayo o, si no, se van de La Rioja porque allí está prohibida.

Adriana González es directora del Instituto Superior de Formación Docente y Técnica desde que se creó la institución, hace 12 años, y tiene tres décadas de formación docente. Por otro lado, Gonzalo Páez, es un exalumno egresado como técnico Superior en Mina, El testimonio, de ambos, que dieron en el programa radial “Creación Renovable” que se emite por la CNN Radio San Juan, demuestra que, a pesar de estar prohibido por Ley el desarrollo de la minería metalífera, la carrera es elegida y no pierden la esperanza de que los egresados tengan mejores oportunidades en su provincia.

– ¿Qué significa enseñar minería en una provincia muy rica en materia minera, pero en donde está prohibida la actividad minera metalífera?

AG-Es un placer y un gran desafío hacer esto en una provincia que nace con esta formación en el año 2010. Es un gran desafío puesto que, cuando nosotros surgimos como Instituto Superior, teníamos dos carreras: la Tecnicatura Superior en Minería y la otra es un Profesorado de Educación Primaria, en ese entonces. Con el tiempo, fuimos incrementando las carreras y modificando las modalidades. Digo que es un gran desafío porque en ese entonces surgíamos con esa oferta educativa y había que organizarse institucionalmente, ordenar la dinámica y la estructura de la institución. Eso fue un gran desafío para nosotros, pero pudimos ir cumpliendo las metas a lo largo del tiempo.

– ¿Cuántos chicos han ingresado y cuantos egresaron perfeccionados en minería desde que comenzaron?

AG-La matrícula de ingreso siempre es más amplia, hubo años que tuvimos una nómina inicial de 45 estudiantes, actualmente tenemos 75 chicos. Hoy el despliegue que ha tenido la minería en nuestra provincia ha permitido tener un mayor número de ingresantes. La formación técnica implica estudios de tres años con salida laboral, es un título reconocido a nivel nacional. Yo escuchaba a nuestro egresado que entrevistaron ustedes antes de hablarme, y obviamente cuesta. Cuesta desplazarse para obtener una salida laboral en otros lugares fuera de la provincia, creo que a todos nos pasó y todos los que buscamos ser útiles en nuestra profesión tenemos que desplazarnos de alguna manera.

– ¿Cuál es el pensamiento y la sensación que genera la actividad minera metalífera en la comunidad?

AG-Hay distintas percepciones en la comunidad. En el caso de la comunidad de Guandacol, ellos sí tienen ese entusiasmo por la actividad minera y todo su despliegue. Los estudiantes ingresan con esas expectativas por las entrevistas que les realizamos al ingresar. No así el resto de la región o de la provincia que todavía tiene un pensamiento muy encasillado, encuadrado en una perspectiva tradicional de no aceptar la minería por ese doble discurso que existe. Por un lado, se escucha que la minería nos daña, nos contamina, y por el otro lado se dice que la minería es desarrollo, que nos permite crecer en comunidades muy carentes.

Nosotros nos instalamos desde 2011 trabajando con un Seminario y Taller de Minería ofreciendo un puntaje docente a todos los inscriptos y extendimos estas jornadas a nivel regional y provincial para acercar este conocimiento científico y tecnológico de la industria minera a toda la provincia, para empezar a desmitificar los miedos o prejuicios, lo que significa un trabajo arduo. Todos los años lo hacemos, ya llevamos la décima primera jornada que está acreditada en el Ministerio de Educación de la provincia de La Rioja. Acercamos estas nuevas miradas con especialistas, porque incluso nuestros exponentes son ingenieros, profesionales, licenciados en geología, etc.

-Muchos tuvieron que dejar su pueblo y la provincia para dedicarse a la minería en otro lugar. ¿Tener la mina Gualcamayo cerca les ha permitido a los estudiantes insertarse laboralmente en la actividad?

AG-Si, claro que sí. muchos han ingresado a trabajar en distintas áreas de la mina Gualcamayo y otros se han desplazados a otros lugares de la Argentina. Nosotros mantenemos ese contacto con nuestros egresados dándoles espacio de trabajo junto a nuestros estudiantes. La semana previa al Día de la Minería, muchos estudiantes egresados fueron invitados a realizar talleres formativos destinados a los estudiantes de 1° y 3° año de la carrera, para contar sus experiencias laborales en las empresas en las que se encuentran y también para incentivar a los estudiantes para que culminen los estudios a tiempo con el desarrollo de la carrera y poder insertarse en el campo laboral para el cual han sido preparados.

Los alumnos también tienen contacto con las empresas mineras de acá del departamento. A principio de año, cinco estudiantes avanzados de la carrera pudieron realizar sus pasantías en empresas que trabajan en diferentes zonas de la provincia de La Rioja en lo que refiere a minería no metalífera.

– ¿Los chicos están tentados de hacer sus pasantías o trabajar en empresas mineras metalíferas?

AG-Si, y por eso se los prepara durante tres años y se complementa con estos talleres. Hay como un tejido en red de las diferentes instituciones en las que encontramos a las Universidades de la provincia para capacitar de la mejor manera posible a nuestros estudiantes. Tenemos la aspiración de que esta limitación que tiene la actividad minera metalífera en nuestra provincia vaya cambiando, creo que de a poco esto va a ir cambiando, hay que seguir concientizando. Esto no lleva diez años, sino mucho tiempo, no es cuestión de un tiempito, hay que mostrarle a la comunidad que los egresados son parte de todo un sistema educativo y que al terminarlo ingresan a las empresas mineras con una buena posición laboral y formativa, es todo un camino que estamos haciendo. Pero a la vez, tenemos que mostrar que estos chicos recibidos también quieren quedarse en su provincia para aportar sus conocimientos, lo mejor de sí para seguir haciendo crecer a nuestra provincia.

Gonzalo Páez, señaló que “hay movimientos ambientalistas, pero para mí no son ambientalistas, sino que son personas que están en contra de la actividad minera metalífera. Mucho antes de haberme recibido tuve que migrar a San Juan para empezar a trabajar. Un año antes de recibirme habían promovido unos cursos de minería subterránea en la Mina Gualcamayo y tomaron un cupo de gente entre la cual estaba yo. En Guandacol, desde que está la carrera, todos los egresados tuvimos que irnos a San Juan para poder trabajar efectivamente de lo que hemos estudiado”.

– ¿Gonzalo, qué significa saber que recibirte significa a la vez sacar un pasaje para trabajar en otro lado?

-Uno tiene que migrar, es necesario, también es parte de la profesión que uno elige. Ser parte de la actividad minera es eso, yo también trabajé en Santa Cruz y en Catamarca. Uno lo tiene pensado, sobre todo por las condiciones en las que se encuentra la comunidad de La Rioja en relación con la minería metalífera. Pero más allá de eso, saber que tenes un título minero significa viajar, emigrar a otras minas y proyectos dentro de tu país o fuera de tu país.

– ¿Qué crees que falta en la comunidad riojana para que pueda aprobarse y desarrollarse la minería metalífera?

GP-Creo que falta más actividad de difusión, actualmente se están dictando cursos y charlas en el ámbito universitario para la comunidad. Entre otras cosas, se está informando un poco más de la actividad a la comunidad. He escuchado en muchas radios locales personas que dan libremente su opinión sobre cosas de la minería de la cual no tienen el más mínimo conocimiento. Tiene que quedar en claro que esas son opiniones y no información. Hay grupos más grandes que están trabajando para informar sobre minería.

– ¿Qué le dirías a los chicos o chicas que están pensando en estudiar lo mismo que vos?

GP-Si planean estudiar minería está bueno saber de antemano que es una carrera multidisciplinaria que te abre mucho la mente. Y también, otro dato no menor y muy importante es que los sueldos del sector minero son muy buenos, es algo a tener muy en cuenta también. Esto te ayuda a proyectarte y alcanzar cosas que de otro modo se hace muy difícil, sobre todo en materia de capacitaciones y perfeccionamiento.

Espero que La Rioja se abra a la minería metalífera, hay que seguir concientizando a la gente de la zona, porque toda esta zona ha sido minera desde siempre, nuestra provincia siempre ha sido minera, pero hay que seguir informando y formando.

 

 

CMSJ

Comments

Comments are closed.

You may also like

More in Historias