Creando valor compartidoNoticias

“En nuestra cancha, y con el riego por aspersión, ahorramos agua porque por manto se pierde mucho”

0

Jorge Meglioli, Presidente del Cóndor Rugby Club, compartió el desarrollo histórico del club. De la mano del sector minero ya cuentan con riego por aspersión. Meglioli destaca que muchos chicos de Jáchal tendrán club para jugar, crecer y sociabilizar. “No sé por qué, desde el principio tuvimos una conexión muy grande con las empresas mineras.”. A continuación, la entrevista en Creación Renovable, el programa radial de la Cámara Minera de San Juan.

¿Qué significa para el Cóndor Rugby Club contar ahora con una cancha con riego por aspersión?

Este paso al riego por aspersión significa asegurarnos un buen piso y también es una mejora generar para todas estas instalaciones que estamos creando. Ya estamos muy cerca de terminar las obras de vestuario y sanitarios donde también hemos tenido el apoyo de empresas privadas, entre las que se encuentran las mineras, que constantemente nos han apoyado.

¿Cómo surge el Cóndor Rugby Club en Jáchal? ¿Qué fue lo que motivó a que naciera esta institución?

En Jáchal siempre hubo jugadores de rugby pero no había club. Allá por la década del ‘60 estaban los hermanos Echegaray que jugaban en Huaziul. En el 73, un jachallero que vivía en la ciudad nos enseñó a jugar al rugby y desde ahí yo seguí toda mi vida vinculado a este deporte. Luego cuando pasé a retiro de Gendarmería Nacional volví a Jáchal en 2017 y seguía habiendo grupos de chicos que jugaban pero seguía sin existir un club. Así, el 8 de enero de 2018 en las instalaciones del Aéreo Club Jáchal nace el Cóndor Rugby Club. Desde ese día a la fecha se han dado un montón de circunstancias como jugar los campeonatos de la Unión Sanjuanina de Rugby o clasificarnos para el regional, pero siempre en una cancha de fútbol adaptada para el rugby. Teníamos ese problema, no podíamos entrenar, no teníamos luces, empezamos a soñar con una cancha propia y el Aéreo Club Jáchal nos abrió la puerta y nos cedieron un terreno para hacer la cancha y las instalaciones necesarias.

Fuera del aire comentabas que desde el principio tuvieron un vínculo especial con las empresas mineras

Exactamente, no sé por qué, desde el principio tuvimos una conexión muy grande con las empresas mineras. A unos meses de existir como club se nos dio la posibilidad de ser parte de un programa de capacitación de Nueva Zelanda en donde llegó hasta Jáchal Chris Jack, el experimentado ex jugador de los All Blacks. Este impresionante jugador estuvo dos veces en nuestro departamento dando clínica a los chicos de Jáchal, la cual hicimos extensiva a todo San Juan. Todo esto se generó gracias a Yamana Gold, es más, nuestras camisetas actuales siguen utilizando su logo. Luego hemos tenido un gran aporte de Minas Argentinas para lo que es esta obra de la cancha, del riego, etc. De esta manera ahorramos agua porque por manto se pierde mucho. El riego por aspersión nos permite regar de manera mucho más eficiente y en menor tiempo.

¿La construcción del club fue un trabajo mancomunado entre muchas organizaciones y empresas?

Sí, claro que sí. Por ejemplo el gobierno, a través de Minería nos aportó $6 millones para mano de obra, pero no para materiales. Entonces con los jugadores llevamos a cabo la campaña “ladrillo” como le denominamos nosotros para conseguir los materiales. Obviamente no nos alcanzaba, entonces Minas Argentinas y Minera Andina del Sol nos cedieron parte de los materiales, también algunas empresas contratistas nos donaron los techos. La obra está a punto de terminarse, cuenta con baños para discapacitados, una sala táctica, sala médica, sala de árbitros, vestuarios local y visitante con baños para hombres y para mujeres. Todo esto nos va a permitir ser una cancha modelo para el interior de San Juan.

¿Cuánta gente integra o juega en el Club?

La cantidad va variando, porque antes entrenábamos en el polideportivo y no había luz para entrenar de noche. Entrenábamos en una plaza, y eso nos hacía bajar un poco el número de personas que entrenaba porque muchos estudian o trabajan. Pero son entre 70 y 80 personas los que juegan de forma permanente en nuestro club.

La cancha y las instalaciones son muy importantes pero quizás el sentido de pertenencia a un club de Jáchal sea una de las cosas fundamentales. ¿Crees que esto es así?

Claro que sí, porque tener el terreno, o tu nido como digo yo, nos va a dar sentido de pertenencia, recibir con mejores instalaciones a los chicos que se acerquen a practicar el deporte y también a los clubes que lleguen a jugar a Jáchal. Y también albergamos dentro de nuestro club a chicos de Villa Unión, que hacen un esfuerzo enorme para venir a entrenar a nuestro club. Nuestra idea es que el rugby llegue a Jáchal para quedarse, pero indudablemente solos no lo podríamos haber hecho. La obra ha llevado una importante cantidad de dinero, que si bien nosotros no administramos dinero, hemos ido administrando material y las donaciones. Hemos tratado de cumplir con las personas que nos han ayudado, y a fin de mes la parte edilicia va a estar terminada y en diciembre la cancha ya estaría con su carpeta verde ya que se está sembrando y ahora contamos con riego por aspersión.

¿Crees que el club, la cancha, el riego y todo lo que se está haciendo gracias a los aportes de la minería es un claro ejemplo de que esta industria piensa en obras que beneficien a las generaciones presentes y sobre todo a las generaciones futuras?

Por supuesto que sí. Es más, todo lo que se está haciendo es más que nada para las generaciones futuras, porque las generaciones actuales tienen máximo dos años más dentro de la cancha. Esto está hecho con el corazón para todos aquellos chicos de Jáchal que quieren dedicarse al deporte, al rugby.

Con todo lo realizado vamos a poder darles las condiciones necesarias para que puedan desarrollarse deportivamente, socialmente, etc. Esta cancha se hizo con mano de obra jachallera, fue una empresa de Jáchal la que hizo el riego también, y eso para nosotros es un logro, porque se sigue promoviendo laboralmente a la gente del lugar.

¿Es cierto que las H de la cancha la fabricaron los mismos jugadores del club? Sé que hay una anécdota divertida en esta historia.

Si, tal cual, es así. Primero conseguimos los caños para fabricar las H de la cancha. Aprovecho para agradecer a la gente de Obras Públicas de Jáchal. A su vez, con la ayuda del presidente del Aéreo Club de Jáchal que sabe mucho de soldadura, nos pusimos a fabricar las H. El tema es que tuvimos que trabajar mucho para pararlas, por más que éramos un equipo de rugby se necesitaba mucha más mañana que fuerza.

La anécdota es que mientras soldábamos nos dimos cuenta que nos faltaba un caño, un travesaño que uniera los palos. El tema es que nos habían prestado las máquinas para pararlas y debíamos terminarlo ahí ese mismo día. Entonces dijimos “¿qué hacemos?” Miré alrededor y vi el mástil del Aero Club de Jáchal y dijimos, “lo saquemos, lo soldemos y después lo reponemos” (entre risas). Así que así fue como terminamos las H ese mismo día, y esto va a quedar en la historia del club.

¿Qué significa para vos todo lo que ha ocurrido con el Cóndor Rugby Club desde que comenzó a dar sus primeros pasos en el 2018?

Para nosotros, que tenemos 4 años de vida como club, poder tener una cancha con riego por aspersión, poder tener instalaciones casi terminadas, es más que un sueño. Estas cosas no suceden en otras partes del mundo. No es la primera vez que creo un club de rugby desde cero, pero tener una cancha y toda una edificación adecuada al deporte en cuatro años es algo difícil de ver. Lo que ha hecho Yamana con sus grandes aportes iniciales y luego Minas Argentinas y Minera Andina del Sol es algo impresionante. Sobre todo pensando a futuro. Ya que frente a nuestro club hay un barrio muy grande y sabemos que muchos de esos chicos van a tener un hermoso club para jugar, para crecer, para sociabilizar. Ahora estamos con el tema de la luz de la cancha. Ya tenemos los iodines, hemos conseguido algunas torres y empezaremos cuando llegue el momento. El riego por aspersión es un logro importantísimo para tener la cancha. Nos queda solamente agradecer a cada empresa, a cada institución y a cada persona que nos ayuda a seguir día a día.

CMSJ

Comments

Comments are closed.

You may also like